BOLIVIA

Evo reprocha a EEUU y Williamson promete no conspirar en su contra


El encargado de negocios de EEUU optó por hacer una breve declaración de prensa tras el acto. El saludo entre Evo Morales y Williamson fue parco y breve en Palacio

El presidente Morales protagonizó su primer intercambio directo con el encargado de negocios de la embajada de EEUU ayer por la mañana
Escuchar el artículo Pausar Lectura

17/02/2018

En dos ocasiones, el presidente Evo Morales lanzó reclamos directos a EEUU en el acto anual de saludo protocolar de todo el cuerpo diplomático acreditado en el país; el encargado de negocios de ese país, Bruce Williamson, recibió impasible las palabras de Morales y se comprometió a no conspirar en contra de Bolivia.


“Aunque también quiero decir, enfrentamos muchas conspiraciones y ojalá, soy sincero, directo y discúlpenme, otra vez la embajada no conspire al pueblo, menos a nuestra revolución democrática y cultural”, dijo Morales a un encargado de negocios que fue ubicado en el antepenúltimo lugar de la fila de la izquierda de diplomáticos.


No fue lo único que expresó el presidente porque más adelante, cuando se refería al crecimiento económico del país, nuevamente aludió a EEUU y esta vez pidió disculpas al diplomático.


“Con las disculpas si está presente acá el representante de Estados Unidos, cuando nos hemos liberado políticamente de la embajada de Estados Unidos  ahora estamos mejor democráticamente; cuando nos hemos liberado de ciertas políticas impuestas desde arriba y desde afuera, estamos mejor económicamente”, dijo en su discurso.


Williamson
Cerca de las 8:00 el encargado de negocios de EEUU, Bruce Williamson, ingresó a Palacio y subió las gradas del hall para llegar al Salón de los Espejos, donde se realizaría el saludo protocolar a diplomáticos; el acto se retrasó un poco antes de darse inicio.


 Cuando los maestros de ceremonias  presentaban a los diplomáticos y estos pasaban a saludar personalmente a las autoridades, Morales cambió notoriamente su rostro porque estaba sonriendo al dirigir algunas palabras a los embajadores.


Se acercó Williamson y el saludo fue serio y breve, no como el resto de los diplomáticos a los que les realizaba algún comentario jocoso; enseguida el estadounidense saludó al vicepresidente, Álvaro García Linera, y solo el canciller, Fernando Huanacuni, lanzó un saludo cordial al nuevo representante diplomático del país del norte con el que no existe una relación a nivel de embajadores desde 2008, cuando Evo Morales expulsó a Philip Goldberg en un acto público.


“No, no vamos a conspirar contra Bolivia, nosotros buscamos buenas relaciones”, fue la escueta respuesta que ensayó el representante de EEUU antes de abandonar Palacio de Gobierno.


Fue la primera vez que Morales y Williamson cruzaron un saludo y como no ocurría hace tiempo en Palacio, el diplomático estadounidense acudió solo al acto. Cuando Bolivia y EEUU tenían relaciones a nivel de embajadores, la presencia de la delegación del país del norte siempre era una de las más numerosas.



 




En esta nota