POLÍTICA

Evo no ve paz en el tratado de 1904 y Grossman cree que todo es político


Para el agente chileno, Bolivia se apartó de lo jurídico. Morales ofrece diálogo inmediato y felicita al equipo de abogados

Los chilenos Ampuero y Grossman salen de la audiencia cabizbajos
Escuchar el artículo Pausar Lectura

27/03/2018

El presidente Evo Morales, en las escalinatas del Palacio de la Paz, consideró que el tratado de 1904 no fue de paz ni amistad, porque fue impuesto e incumplido. Como respondiendo al canciller Roberto Ampuero, que había dicho que el presidente tenía a Bolivia anclada en el pasado, Morales dijo que “hay que caminar hacia adelante pero mirando hacia atrás para nunca olvidar”.

Aseguró además que Bolivia quiere tender puentes de entendimientos y no muros de enfrentamientos y que la solución del caso boliviano será de ejemplo para resolver otras disputas que no pueden quedar abiertas.

La mirada chilena
Claudio Grossman, agente chileno en La Haya, cree que los alegatos bolivianos se apartaron de lo jurídico al citar dos veces al presidente Morales. Lo dice no porque algún abogado lo haya hecho, sino porque Sacha Llorenti, el único político en ejercicio que habló en la corte, así lo hizo. Llorenti citó a Morales para anunciar a los jueces que Bolivia tiene listas propuestas para negociar con Chile en la que ninguna de los dos partes se sienta perdedora. 

Para Grossman, los alegatos bolivianos fueron la suma de unas citas truncadas a documentos y de contradicciones históricas. Mañana se prevé que Chile pida a la corte que dicte que no tiene ninguna obligación jurídica de negociar con Bolivia.



 




En esta nota