bolivia

Evo insinúa que Valverde es un delincuente confeso


Reporteros Sin Fronteras denunció que el ambiente en que trabajan los periodistas de Bolivia se ha deteriorado considerablemente. El viceministro Rada acusa a Valverde de hacer un show

evo morales
Escuchar el artículo Pausar Lectura

28/05/2016

“Quien se esconde o escapa es un delincuente confeso. No es un perseguido político”, aseguró Evo Morales ayer a través de su cuenta en Twitter. El mensaje parecía dirigido a Carlos Valverde, director de Esto es todo por hoy, que decidió ponerse “a buen recaudo” en Argentina, tras declaraciones de la ministra de Comunicación, Marianela Paco y del ministro de la Presidencia, Juan Ramón Quintana.

“He sido procesado desde Víctor Paz Estenssoro hasta Tuto Quiroga y no me escapé ni me escondí. Les gané con la verdad”, publicó en otro tuit, el presidente. El ministro de Coordinación con los Movimientos Sociales, Alfredo Rada, fue el encargado de despejar la duda sobre si el mensaje iba para Valverde. “Carlos Valverde salió del país para protagonizar un show como falso periodista y un mentiroso que prosigue con la guerra sucia contra Morales”, dijo, citado por la agencia estatal ABI.

El último enfrentamiento entre Valverde y el Gobierno comenzó el 3 de febrero, cuando el periodista difundió en su programa la documentación que certificaba que Evo Morales había tenido un hijo en 2007 con Gabriela Zapata, que para ese momento figuraba como gerenta de la empresa china CAMC, que tenía contratos con el Estado por más de $us 560 millones. Para Valverde, había tráfico de influencias.

Morales reconoció el 5 de febrero que había tenido una relación con Zapata entre 2005 y 2007 y que fruto de esa relación había nacido un niño que murió a los pocos meses. El escándalo desatado es uno de los motivos citados por el MAS para haber perdido el referendo del 21-F. En días pasados, tras recibir nuevos datos, Valverde corrigió su versión y aseguró que lo más probable es que el niño nunca haya existido. Eso desató las críticas de ministros y funcionarios de Gobierno que no le reconocen a Valverde su rol de periodista, sino que se refieren a él como “exagente de inteligencia”.

Alerta internacional
Valverde salió rumbo a Argentina el miércoles de esta semana y desde Buenos Aires aseguró que regresará al país y que está allá contactándose con algunos periodistas. El primer resultado de esos contactos tal vez fue un reporte de Reporteros Sin Fronteras (RSF), una ONG que vela por la libertad de prensa en todo el mundo.

Ayer lanzó un comunicado en el que advierte sobre el enorme deterioro del ambiente en que trabajan los periodistas en Bolivia. “Los insultos, las persecuciones ilegales y las campañas de difamación emprendidas por los altos representantes del Estado contra los periodistas de su propio país son intolerables y engendran una autocensura nefasta para la libertad de prensa", declaró RSF, según EFE.

La ONG también señaló las agresiones sufridas por el periodista de EL?DEBER, Jesús Alanoca, y el fotógrafo de Página 7, Álvaro Valero. Además señaló el proceso judicial en contra de Wilson García Mérida, director de Sol de Pando, que está refugiado en Brasil.
"Desde hace varios meses los reporteros Amalia Pando, Raúl Peñaranda y Andrés Gómez son blanco de una verdadera campaña de difamación, marcada por ataques verbales", señaló RSF



 




En esta nota