BOLIVIA

Evo dice que protestas son contra él, no contra el nuevo Código Penal


El presidente aprovechó el congreso gremialista de Vinto, en Cochabamba, para mandar un mensaje a los opositores. Dice que hay una conspiración en su contra y cree que fracasará

El presidente Evo Morales (der) junto al gobernador de Cochabamba, Ivan Canelas. Foto: ABI
Escuchar el artículo   Publicidad Pausar Lectura

18/01/2018

“Aquí no es el código (penal), es contra el proceso, contra el Evo, usan el código para que el Evo no sea presidente nuevamente”, dijo el presidente Evo Morales hoy en Vinto, durante un congreso de gremialistas. 

El mandatario dice que en las redes sociales circulan mentiras sobre el Código Penal, al igual que circularon cuando se votaba por la nueva Constitución. Se refirió a la religión, educación y a la propiedad privada como elementos en los que, según él, se distorsiona la nueva norma.

Para tratar de recobrar la épica, Morales acudió a los logros de Gobierno con la nacionalización, aseguró que la oposición no tiene programa ni propuesta y que por eso recurre a las mentiras y en cambio su Gobierno tiene la agenda 2025 como horizonte. 



Puedes leer: Dan plazo a Evo hasta el 22 para que decline su repostulación y abrogue el Código

“Como dice el compañero Álvaro, si la derecha vuelve derrochará las reservas internacionales”, advirtió.

También aseguró que ve detrás de las movilizaciones la mano del imperio y comparó las acusaciones en su contra con las recibidas por el expresidente libio Muamar Gadhafi, al que también –dice él- llamaban “tirano y dictador”. Describió que bajo ese pretexto se intervino Libia y fue destruida como Estado. “Hoy en Libia no hay Estado ni Gobierno”, aseguró y añadió que “el imperio” se apoderó del petróleo.

“Al pueblo hay que garantizarle el movimiento económico. El peor año ha sido el del año pasado, pero ahora ya nos hemos levantado otra vez, será mejor que el año pasado”, prometió. Eso sí, dice que está preparado para que “la derecha” proteste nuevamente y aseguró que en las últimas ‘conspiraciones’ en su contra, se han aplazado, citando las movilizaciones de Acahacachi y “las mentiras” del 21-F.





 




En esta nota