POLÍTICA

Evo eligió a un extribuno que avaló su repostulación como diplomático en Suiza


El canciller Fernando Huanacuni respondió a 35 preguntas que presentó el diputado Amílcar Barral. Designó como cónsul a la esposa de este en la misma delegación. La autoridad también dijo que 166 dirigentes del MAS viajaron seis veces a foros


Huanacuni compareció ayer ante la Comisión de Relaciones Exteriores de la Asamblea
Escuchar el artículo Pausar Lectura

27/07/2018

Ruddy Flores, uno de los exmagistrados del Tribunal Constitucional que avaló la repostulación de Evo Morales, fue designado diplomático en Suiza por el presidente; mientras que su esposa, Roxana Rojas Lozano, fue designada por el canciller Fernando Huanacuni. Así lo reveló el propio ministro de Relaciones Exteriores ante la Comisión de Política Internacional de la Asamblea.

“El ciudadano Ruddy José Flores Monterrey es ministro consejero en la representación permanente del Estado Plurinacional de Bolivia ante organismos internacionales de Ginebra Suiza y su designación se dispuso en el marco del artículo 172 numeral V de la Constitución, que establece que es atribución del presidente dirigir la política exterior, suscribir, nombrar servidores diplomáticos y consulares de acuerdo con la ley”, explicó Huanacuni ante los legisladores.

Puedes leer:

Para el diputado que pidió el informe oral, Amílcar Barral (UD), esta declaración constituye la admisión del gobierno de pagar las facturas del fallo constitucional del 28 de noviembre de 2017, que habilitó a Evo Morales para que se presente como candidato del MAS en 2019.

Pocos meses después Flores reapareció como director de asuntos jurídicos de la Cancillería y dijo que estaba retomando una función que había desempeñado con anterioridad, estuvo en ese cargo desde febrero hasta junio, cuando presentó su renuncia y luego se supo que fue designado como diplomático.

Según el portal del Ministerio de Relaciones Exteriores, y que fue actualizado el 12 de julio de este año, el extribuno es encargado de negocios a.i. ante el Gobierno suizo.

La petición también solicitaba información sobre el trabajo que realiza Flores Monterrey en esa embajada y el canciller dijo que no es posible conocer esa información porque se encuentra bajo la reserva diplomática y que ningún funcionario puede revelar a terceros las tareas que cumple y que existen informes detallados, pero que no son públicos.

Conoce más:

La esposa

Pero el diputado Barral también preguntó sobre la designación de la esposa de Flores Monterrey, Roxana Eneida Rojas Lozano, y en su informe, Huanacuni, dijo que es su potestad designar a estos funcionarios y no se refirió a la incompatibilidad de los cargos en esa delegación.

“Nosotros hemos demostrado en un criterio no solo personal sino basado en el marco estructural jurídico”, dijo el canciller, cuando le consultaron sobre la situación de la familia Flores-Rojas, que tiene empleo en la misma delegación diplomática.

Según su informe, la designación de personal en las embajadas es de libre nombramiento y no explicó qué criterios aplicó para designar a Rojas Lozano como funcionaria de la embajada de Bolivia en Ginebra. Barral dijo que este fue “el cherry en la torta” porque el mismo canciller negó algo tan evidente como el nepotismo en una embajada.

Te puede interesar:
 

Ayer, EL DEBER insistió en llamar a los ministros de Comunicación, Defensa y Presidencia para conocer los criterios que aplicó el presidente Evo Morales para la designación de Ruddy Flores en ese cargo, pero las autoridades no respondieron o tenían apagado el celular.

El 14 de junio de este año, el vicepresidente Álvaro García Linera fue consultado sobre la designación de Flores en ese cargo y dijo desconocer el caso y que no conocía a todos los funcionarios que trabajan en el aparato estatal y desafió a presentar la denuncia.

Las otras preguntas

Parte de las 35 preguntas también indagaban sobre el trabajo de los denominados movimientos sociales, los viajes que realizan al exterior a los foros internacionales y el dinero que gasta el Estado en esos periplos.

Sobre esos viajes, Huanacuni informó que los delegados viajaron ocho veces a distintos lugares y fueron 166 dirigentes los que hicieron valijas, recibieron viáticos del Estado y esta unidad tiene un presupuesto anual de 600.000 bolivianos.

“Fueron a la 17.va sesión del foro permanente de las NNUU para las cuestiones indígenas que se realizó en febrero y marzo; la presentación de los alegatos orales por la demanda marítima, en marzo; la 8.va Cumbre de las Américas en abril; las sesiones en la cumbre de los pueblos indígenas en abril; XVII foro permanente en materia de cuestiones indígenas, que fue en abril; la presentación de la jueza ante la Corte Internacional de Justicia, en abril y mayo; el 48 periodo de sesiones, en junio; y la conferencia en España sobre el futuro de la UE, en junio”, dijo el ministro Huanacuni y precisó que a todos esos viajes fueron 166 delegados en total.

Al final de su informe, el canciller lamentó que tuviera que presentarse a dar informes cuando dijo que él debía estar reunido con el equipo jurídico que atiende el caso de la demanda marítima, pero que tuvo que venir a este acto y pidió “coordinación” con los legisladores, aunque no brindó detalles de las preguntas.

El diputado peticionario era el único opositor y la presidenta de la comisión, Valeria Silva (MAS), no dio oportunidad a las ‘repreguntas’ y dijo que el reglamento de las comisiones no es preciso sobre esos pedidos.



 




En esta nota