BOLIVIA

Evo celebrará la llegada del año nuevo aimara en Orinoca


La ministra explicó que el gobernante intercala cada año los lugares donde celebrar esta festividad con el objetivo de "fortalecer" y promocionar otros sitios sagrados

Foto: Archivo

18/06/2017

El presidente de Bolivia, Evo Morales, celebrará el miércoles en su pueblo natal, Orinoca, en Oruro, el "Willka Kuti" o "retorno del sol", que da inicio al año 5525 en la cultura aimara, informó la ministra de Culturas y Turismo, Wilma Alanoca.

 Morales asistirá la madrugada del miércoles a una ceremonia "en Orinoca, en el cerro Cuchi Cuchi" que "tiene un sitio sagrado", dijo Alanoca a la radio Panamericana.

 El lugar se encuentra a unos diez minutos del llamado "Museo de la Revolución Democrática y Cultural", dedicado a la vida de Morales y al proceso político que lidera, que fue inaugurado en Orinoca en febrero pasado.

 Tras la ceremonia, el mandatario y los demás asistentes se trasladarán a las puertas del museo, donde habrá un festival musical y un "apthapi" (merienda indígena comunitaria en la que se comparten alimentos) que, según Alanoca, "será el más grande del mundo".

 El centro de las celebraciones por el año nuevo aimara es tradicionalmente la ciudadela prehispánica de Tiahuanaco, a casi 80 kilómetros de La Paz.

 Centenares de personas, sobre todo aimaras y turistas, suelen viajar a Tiahuanaco, que es Patrimonio de la Humanidad desde el año 2000, en la víspera del 21 de junio para recibir ese día los primeros rayos del sol con las palmas en alto.

 Los indígenas aguardan allí la festividad con ofrendas y fogatas en altares dedicados al "Willka Kuti", como llaman también a la fiesta que además inicia el cambio del ciclo agrícola para la siembra en el campo.

 En 2009, el Gobierno de Evo Morales bautizó la fiesta como "Año Nuevo Andino Amazónico" y decretó que cada 21 de junio sea festivo nacional. Este año, las autoridades bolivianas agregaron la zona del Chaco a la celebración.

 En años anteriores, Morales asistió a los rituales en Tiahuanaco, mientras que en 2014 celebró la festividad en el Fuerte de Samaipata, en Santa Cruz y en 2015 lo hizo en el salar de Uyuni.

 Según Alanoca, en el país hay unos 200 sitios considerados sagrados por los pueblos indígenas. La ministra explicó que el gobernante intercala cada año los lugares donde celebrar esta festividad con el objetivo de "fortalecer" y promocionar otros sitios sagrados.



 




En esta nota