POLÍTICA

Evo vuelve a amenazar a Brennan y el MAS mete presión desde las calles


La plaza San Francisco se convirtió en el punto de concentración de los grupos afines al MAS. Los oradores abogaron por la repostulación de Morales. Arrestaron a dos personas por arrojar panfletos sobre la marcha

Las autoridades hablan de 100 mil personas, pero otros cálculos dicen que hubo unas 10 mil

08/11/2017

Una nueva amenaza del presidente Evo Morales al encargado de Negocios de Estados Unidos (EEUU), Peter Brennan, a quien advirtió con expulsarlo después de señalarlo en una presunta conspiración contra su Gobierno; y una masiva concentración de grupos afines al MAS en la plaza San Francisco  que pedían la repostulación de Morales fueron los hechos políticos que mostraron el tenor del discurso oficialista de cara a 2019. 

“Quiero que sepa el encargado de Negocios de la Embajada de Estados Unidos, si sigue conspirando, si sigue financiando a la derecha, si sigue planificando para una conspiración, no me temblaría la mano para expulsarlo nuevamente”, sostuvo el primer mandatario, en un acto en la localidad potosina de Llallagua.

Según el jefe de Estado, sus opositores políticos no tienen argumentos para atacar su gestión y por eso es que el que hace ese trabajo es la Embajada de EEUU, a través de Peter Brennan.

El responsable diplomático fue designado por su Gobierno en junio de 2014 como encargado de Negocios, ante la ausencia de un embajador en el país desde que Morales expulsara a Philip Goldberg, en septiembre de 2008. Esta es la segunda vez que Brennan recibe una amonestación.

En agosto de este año, y luego de ofrecer declaraciones públicas contra el presidente venezolano Nicolás Maduro, Brennan fue citado a la Cancillería, donde le pidieron explicaciones por sus declaraciones. Entonces, Morales, a través de un tuit, le recordó que ya había expulsado a un embajador, en alusión a Goldberg.

Según Morales, las acusaciones de corrupción y de narcotráfico que se acumularon contra el oficialismo en estas semanas, fueron planificadas en la embajada y deslizadas a los opositores en un intento de desgastar su Gobierno.

Dos detenidas
Coincidentemente, ayer, cuando los grupos afines al MAS ingresaban por distintas calles rumbo a la plaza San Francisco, arrojaron desde la Facultad de Ingeniería de la UMSA pequeños billetes que acusaban de narcotráfico y corrupción a autoridades y dirigentes del MAS.
La lluvia de billetes se produjo justo cuando los campesinos de Yungas pasaban por el Obelisco, en pleno centro de la ciudad. Poco después de ese hecho, dos mujeres denunciaron que fueron detenidas y conducidas a la Felcc, aunque sin una acusación.
Según el activista Iván Arias, las detenidas eran K. Tejada y M.G Chávez, a quienes acusaron de botar los billetes desde la azotea de la facultad de Ingeniería. A las 15:00 se informó que ambas habían sido liberadas y se buscaba a “un canoso”, en alusión a Arias.

La marcha
Mientras esas dos mujeres eran detenidas, miles de grupos afines al MAS se concentraban en la plaza San Francisco con un solo objetivo: mostrar el poder en las calles del partido de Gobierno y pedir al Tribunal Constitucional aprobar la inaplicabilidad de un artículo de la Constitución para que Morales vuelva a repostularse a la Presidencia en 2019.

Las denuncias de obligatoriedad de la marcha llegaron desde un día antes cuando en Yungas denunciaron que la nueva entidad de productores-comercializadores de coca denominada Conalprod, llamó a los integrantes a marchar bajo pena de suspensión de la licencia de comercialización por tres meses.

En el caso del altiplano, la directiva de las 20 provincias llamó a asistir a la movilización y la multa por no asistir era la suspensión de proyectos en las comunidades y 300 bolivianos por cada afiliado inasistente.
Incluso, dirigentes cívicos, como el Comité Cívico de La Paz y la Federación de Juntas Vecinales terminaron de admitir su militancia y convocaron a sus afiliados a respaldar esta marcha.

En el caso de los ministerios, circuló una hoja membretada del Ministerio de Desarrollo Productivo solicitando un aporte de 7.000 bolivianos a su par de Energía, la hoja está firmada por Eugenio Rojas y en sus oficinas manifestaron que no habría ninguna declaración sobre ese tema.
Desde el Miniserio de Energía confirmaron la validez de la carta.
La presencia de funcionarios públicos en la marcha era notoria en la avenida Mariscal Santa Cruz, donde estaban sentados.

Un activista denuncia persecución
El activista Iván Arias denunció que ayer personas vestidas de civil intentaron detenerlo en pleno centro paceño y forcejearon para que ingrese a las oficinas de Tránsito, pero dijo que    la protesta ciudadana evitó    que fuera retenido contra su    voluntad.
“Me pidieron mi maletín y yo les exigí que se identificaran para saber quiénes eran los que querían detenerme, forcejeamos, les mostré mi maletín y no había nada, me dejaron libre, pero me siguieron por dos horas hasta que llegué a Miraflores”, relató después.
El hecho sucedió después de que en pleno centro de la ciudad arrojaran pequeños billetes con las fotos de las autoridades y dirigentes del MAS a quienes se acusa de actos de corrupción.



En esta nota



e-planning ad