ASAMBLEA GENERAL

Evo arremete contra Estados Unidos en la ONU


Morales calificó al gobierno de EEUU de "enemigo de la libertad y de la Madre Tierra". Habló sobre Venezuela, Corea del Norte, el cambio climático y otros temas

El presidente de Bolivia, Evo Morales, durante su discurso en la 72 Asamblea General de las Naciones Unidas en Nueva York (Foto: Reuters)

19/09/2017

El discurso del presidente Evo Morales en la 72 Asamblea General de la ONU estuvo marcado por ataques contra Estados Unidos -país al que calificó de ser el principal enemigo de la Madre Tierra, de la libertad y de la paz-, pese a que en horas de la tarde manifestó su intención de tener "buenas relaciones" con el Gobierno de Trump.

Durante su presentación, también ratificó su apoyo a los gobiernos de Venezuela y de Cuba, condenó los ataques contra los inmigrantes, el desarrollo de armas nucleares y reflexionó sobre el calentamiento global.

"El agua es la sangre de la Madre Tierra"

El presidente habló sobre el cambio climático y afirmó que los huracanes, terremotos, inundaciones, sequías, contaminación del aire, de los océanos y la consecuente extinción de especies "son producto del modelo capitalista, de los niveles de consumo y de la industrialización desmedida".

A tiempo de condenar el "inadmisible" retiro de Estados Unidos del Acuerdo de París, manifestó que los países del sur, que son "los que menos contaminan son los que más sufren las consecuencias" e instó a que todos los países se sumen al acuerdo global.

"Donde fluye el agua debe fluir la paz", manifestó Morales en alusión a las aguas del Silala, cuyo cauce es motivo de discusión con Chile y el caso está en Corte Internacional de Justicia de La Haya.

Cuba y Venezuela

El mandatario boliviano ratificó su apoyo al gobierno de Nicolás Maduro, dijo que la región "no es el patio trasero de nadie" y exigió que Estados Unidos levante el bloqueo económico "injusto y fracasado" contra Cuba.

Lee más: Evo espera tener 'buenas relaciones' con EEUU

En relación a la coyuntura internacional, manifestó que el mundo está atravesando una 'multiplicidad' de crisis y condenó "el desarrollo, fabricación y el uso de armas nucleares o químicas", a la vez que pidió que se eviten salidas militares a la situación en la península coreana.

Al finalizar su discurso, destacó el crecimiento económico en Bolivia. "Hemos recuperado la patria", manifestó.



 




En esta nota