BOLIVIA

Evo lamenta que lo hayan dejado sin medalla en el aniversario de las FFAA


El presidente Evo Morales pidió un castigo ejemplar para el militar que descuidó los símbolos presidenciales y dijo que la oposición busca desgastarlo con ese tema

El primer mandatario no lució los símbolos presidenciales ayer, en el aniversario de las Fuerzas Armadas, porque fueron robados en la puerta de un prostíbulo (Foto: ABI)
Escuchar el artículo Pausar Lectura

09/08/2018

El presidente Evo Morales se refirió al robo y devolución de los emblemas presidenciales en un evento de recepción de proyectos del Fondo Indígena en Cochabamba.

"Ayer tuvimos que lamentar algunos temas que no quisiéramos que hayan, no podía entender que algunos hermanos militares tengan la irresponsabilidad de perder la medalla presidencial", manifestó y dijo que le duele mucho. "Me dejaron sin medalla el día de ayer", añadió.

Después relató que cuando llegó al poder le gustaba usar la medalla y la banda presidencial para "cualquier acto" en provincias y municipios. Pero que ahora se da cuenta de que eso quita tiempo y es más trabajo, pero por "por normas" solo la Casa Militar la puede recoger.

"Ayer decidí que vamos a dejar en manos del Comando Militar para que se investigue y se dé un ejemplo de castigo ejemplar".

Morales también destacó el trabajo de la Policía que se había movilizado para recuperar los símbolos presidenciales, pese a que éstos fueron devueltos por los mismos ladrones en el atrio de una iglesia y fue un canal de televisión el que recibió la alerta.

Critica las reacciones de la oposición

El primer mandatario lamentó que la oposición utilice el caso para "querer desgastarlo". "Su tarea es cómo desgastarme", indicó y dijo que el único programa de sus adversarios políticos es la mentira.

La banda y medalla presidenciales fueron robadas en El Alto la noche de martes, cuando su custodio - el teniente Roberto Ortiz Blanco- fue a un prostíbulo dejando los símbolos en su vehículo. Ambos emblemas fueron recuperados la mañana siguiente cuando los ladrones los abandonaron en el atrio de una iglesia.



 




Notas Relacionadas



En esta nota