BOLIVIA

Esperan abrogación de decreto que prohíbe uso de dinamita en protestas


La medida fue aplicada tras la muerte de un obrero en la confrontación entre mineros asalariados y cooperativistas. Se esperan otra serie de medidas por el Día del Trabajo

Decenas de mineros lanzaron petardos, dinamita, piedras, ladrillos y palos al viceministerio de Régimen Interior.
Escuchar el artículo Pausar Lectura

29/04/2016

El Decreto Supremo (DS) 1359 que prohíbe la tenencia y uso de bombas, materias explosivas, inflamables, asfixiantes y tóxicas en manifestaciones y movilizaciones sociales, podría ser abrogado este primero de mayo por el presidente Evo Morales, con la que se devolverá “la identidad de lucha” del sector.

“Apoyamos la decisión del compañero presidente Evo Morales, de abrogar el DS 1359 de penalización del uso de dinamita. Con esta norma, se le había quitado el brazo del movimiento obrero. Pero con esta decisión, nos devolverán nuestra identidad de lucha, de defensa del país con el uso de la dinamita. Aplaudimos la medida”, manifestó hoy, el máximo dirigente de la Federación Sindical de Trabajadores Mineros de Bolivia (FSTMB), Orlando Gutiérrez.

El secretario ejecutivo de la Central Obrera Boliviana (COB), Guido Mitma, también manifestó a la red Erbol, que “en buena hora dijo el presidente que se abroga el decreto porque es un arma de los trabajadores para hacer respetar la democracia y el tema reivindicativo de los trabajadores”.

La normativa, aprobada el 2012, justifica la prohibición, porque el uso de esos explosivos implica “un peligro común para la vida, la integridad corporal y la propiedad pública y privada” por lo que su incumplimiento daría lugar “a su inmediato decomiso”, responsabilidad penal, debiendo “la Policía Boliviana, proceder a la aprehensión de las personas responsables de acuerdo al Procedimiento Penal”.

El decreto se basa en la Constitución que garantiza el bienestar, el desarrollo, la seguridad y la protección de las personas; la Declaración Universal de Derechos Humanos, que establece que toda persona tiene derecho a la libertad de reunión y de asociación pacíficas; en la Convención Americana sobre Derechos Humanos, que dispone que toda persona tiene derecho a que se respete su integridad física, psíquica y moral; en el Código Penal, que dispone que será sancionado el que con el fin de crear un peligro común para la vida, la integridad corporal o bienes ajenos, fabricare, suministrare, adquiriere, sustrajere o tuviere bombas, materias explosivas, inflamables, asfixiantes o tóxicas.



 




En esta nota