ENTREVISTA

“Esperamos más esfuerzo para erradicar coca ilegal”


La embajada del Reino Unido presentó las becas Chevening de estudios de posgrado para profesionales bolivianos. Thornton destacó el buen momento de las relaciones diplomáticas entre Bolivia y su país, aunque remarcó la preocupación por los cocales


12/09/2017

James Thornton es el embajador británico en Bolivia desde 2015. Entre los diferentes programas de cooperación, el diplomático acaba de dar a
conocer las becas de posgrado Chevening para profesionales bolivianos. Así habló con EL DEBER. 


¿Por qué son importantes las becas Chevening de estudios en Londres para los estudiantes bolivianos?

Es un gran placer hablar de nuestro esquema Chevening, que son las becas del Gobierno británico para estudios de posgrado. Están disponibles para bolivianos de todas partes del país. Cada año enviamos entre siete y diez personas para estudiar en universidades del Reino Unido. Son becas para maestrías de un año para gente que tiene buenos niveles académicos de inglés, pero también experiencia laboral. 

Es muy interesante, creo, para los bolivianos porque puede aportar para dar soluciones. Primero, es una beca muy completa. Todo está pagado. Segundo, pues, para estudiar en el Reino Unido tenemos las mejores universidades del mundo. Según el último ranking, las dos universidades británicas Oxford y Cambridge salieron 1 y 2 a nivel mundial. Hay muchas otras buenas universidades. Uno puede seguir cualquier carrera. Con esta beca no hay restricciones de carrera, lo que estamos buscando son los líderes del futuro que van a regresar aquí a Bolivia para hacer una diferencia para su país. Y, por supuesto, estudiar en Reino Unido no solamente es estudiar en buenas universidades, sino es conocer el país del Manchester United, de Harry Potter.

 ¿Los estudiantes bolivianos tienen que tener una licenciatura para acceder a la beca?
Así es. Una licenciatura. Y el inglés es imprescindible. Esto es así porque son maestrías de nada más un año. Son muy intensivas. Entonces, hay que proseguir desde el inicio.

Pasando a otro tema, ¿Cómo evalúa las relaciones entre el Reino Unido y Bolivia?
Las relaciones son buenas. Son muy positivas. Mi papel dentro de la embajada británica es intensificar estas relaciones y estoy haciendo tres o cuatro cosas. Primero, estoy tratando de interesar a más empresas británicas a venir aquí a cumplir contratos, licitar para contratos del Gobierno boliviano porque hay muchas más oportunidades aquí en Bolivia, que no son conocidas suficientemente por los empresarios en el Reino Unido. Esa es la primera cosa. Segunda prioridad, trabajar con el Gobierno de Bolivia para fortalecer aún más la economía boliviana y estamos trabajando estrechamente con el Ministerio de Planificación sobre cómo hacer eso y, sobre todo cómo podemos atraer más inversiones extranjeras. Tercera prioridad, es el Consejo de Seguridad (de las Naciones Unidas), una oportunidad muy importante para Bolivia, para su Gobierno; entonces, estamos dialogando con el Gobierno sobre cómo Bolivia puede aprovecharse de esta oportunidad y también estamos buscando un mejor conocimiento de parte del pueblo boliviano y de los medios de comunicación sobre lo que es el Consejo.

¿Qué prioriza la cooperación británica en Bolivia?

Tenemos varios proyectos. Primero, hay evidentemente este programa de becas para graduados universitarios; tenemos un interesante proyecto para mejorar la seguridad ciudadana en la ciudad de La Paz; impulsamos la relación entre investigadores bolivianos y británicos sobre los desafíos del desarrollo humano.

Un tema delicado en las relaciones entre Bolivia y la Unión Europea ha sido la producción de hojas de coca. La nueva normativa boliviana permite la expansión de los cultivos de coca en más de 2.000 hectáreas.

¿Cómo ve usted este nuevo escenario?

Lo importante no son los cultivos de coca, sino su transformación en cocaína, dado que es una droga muy dañina para la salud humana, no solo para los jóvenes bolivianos, sino también para otros países en el mundo. 

Nos preocupa si un aumento en los cultivos de coca puede tener como consecuencia más producción de cocaína. Lo que buscamos es una mayor atención del Gobierno boliviano y más esfuerzos para interrumpir la producción excedentaria de coca y también para interrumpir el tránsito desde Perú. 



En esta nota