OPERATIVO

Envían ayuda aérea a la serranía de Sama


Dos helicópteros con el 'Bumby bucket' (bolsa para llevar agua) realizarán vuelos para efectuar descargas y sofocar el fuego

El incendio arrasó con una gran cantidad de hectáreas y no puede ser controlado hasta el momento. Foto: El Periódico

11/08/2017

El Gobierno informó que los vuelos para sofocar el incendio en la serranía de Sama, en Tarija, comenzarán este viernes, después que los vientos reavivaron el fuego que comenzó el miércoles.


"Lastimosamente en Sama ha habido una incidencia muy fuerte del viento ayer. El incendio ha empezado anteayer, se había logrado un buen control, pero ayer hubo una fuerte incidencia del viento. Hoy están ingresando los helicópteros para contribuir a las brigadas en tierra", dijo la viceministra de Medio Ambiente, Cynthia Silva.

600 personas, entre personal de distintos grupos de bomberos, efectivos de la Policía, funcionarios de la Unidad de Riesgos de la Alcaldía de Tarija y voluntarios del SAR trabajan para sofocar el fuego, según el reporte de medios locales.

Se prevé que dos helicópteros con el 'Bumby bucket' (bolsa para llevar agua) realicen vuelos para efectuar descargas y sofocar el fuego en la zona del incendio de pastizales y arbustos nativos.

Un cálculo preliminar establece que unas 200 hectáreas fueron afectadas por un incendio provocado en el poblado de Erquis Ceibal, dentro de la Reserva Biológica de Sama.

El ministro de Defensa, Reymi Ferreira, llegará en los siguientes minutos a Tarija para reunirse con autoridades locales y evaluar las medidas que se adoptarán para combator el siniestro.

El peor siniestro se produjo en 2002 y destruyó 1.000 hectáreas en la zona de Coimata, en la serranía de Sama.

La ciudad de Tarija amaneció con una densa humareda y autoridades de salud recomendaron la utilización de barbijos para evitar malestares.

Humo en la ciudad de Tarija

Por el incendio en Tarija en las comunidades de Erquis, Coimbra y La Victoria, próximas al voraz  fuego, se suspendieron las clases escolares. Además, los pobladores de las zonas afectadas se quejan de la falta de agua potable debido a que se quemaron las cañerías.

El director de la Unidad de  Bomberos de la Policía, mayor Roberto Siles, informó a El Periódico de Tarija que un efectivo policial sufrió un accidente, pues una piedra le cayó en una de sus piernas durante las tareas de sofocación del incendio.



Notas Relacionadas



En esta nota