POLÍTICA

En las ciudades, el 68% se opone a la repostulación


Los resultados muestran que en nueve de las diez urbes más grandes del país no hay respaldo a la reelección, y solo en El Alto el apoyo supera el 50%. Los masistas se organizan  

Ajeno al resultado de las urnas del 21-F, el MAS colgó en La Paz esta gigantografía de campaña en diciembre

25/10/2017

El Gobierno y la dirigencia del MAS radicalizaron sus posturas sobre la repostulación ayer, luego de que el canciller Fernando Huanacuni y el vicepresidente del partido gobiernista Gerardo García aseguraran que Evo Morales será candidato a la Presidencia en 2019, independientemente de lo que diga el Tribunal Constitucional Plurinacional (TCP), cuerpo colegiado al que el propio oficialismo recurrió para anular artículos que impiden buscar una tercera reelección consecutiva.

Pese a ello, en las ciudades capitales del país y en El Alto, el 68% de los votantes rechaza la repostulación de Morales en los comicios presidenciales venideros, según un estudio de opinión de Ipsos divulgado coincidentemente ayer por el Sistema de Radio y Televisión Popular (RTP). De acuerdo con esta encuesta, solo un 30% del  electorado apoya la repostulación.

Este es el escenario político en más de un año después del referéndum del 21 de febrero de 2016, cuando una votación popular cerró la opción de cambiar el artículo 168 de la Constitución para habilitar a Morales para 2019. Un 51% del electorado le dijo No. Primero, el Gobierno intentó descalificar ese resultado electoral señalando que hubo una campaña de mentiras sobre el presidente, pero luego abandonó esa estrategia de discurso y tomó el camino de la consulta constitucional.

Organizan movilizaciones
El dato del rechazo a la repostulación en las ciudades contrastó con el anuncio de movilizaciones del MAS para mañana, precisamente, para demostrar el apoyo de los sectores sociales a esa decisión política y como saludo a Morales en el día en que cumplirá 58 años. El encargado de anunciar las manifestaciones fue García, vicepresidente de la dirección nacional del MAS-IPSP.

“Sucesivamente, en las diferentes semanas, haremos concentraciones en los nueve departamentos del país. Igualmente haremos peticiones al Tribunal Constitucional para pedir la repostulación del presidente”, explicó, para después sostener que, independientemente del fallo del TCP sobre el recurso que presentó el MAS, Morales será candidato en 2019. 

“Así es, eso es una decisión orgánica (...), no se da pie atrás, sigue, sí o sí se tiene que llevar (al presidente a la reelección); si bien la Constitución determina una sola reelección, sin embargo, los convenios internacionales nos permiten ser repostulados las veces que sea necesario si el pueblo así lo pide”, argumentó García.
A su turno, el canciller Huanacuni se saltó el fallo del TCP y repitió la consigna de la candidatura de Morales en una entrevista con el canal internacional France 24. “Vamos para el cuarto mandato, así que nosotros vamos a llegar hasta el 2025 con Evo Morales”. Cuando la periodista le repreguntó si lo que Huanacuni planteaba es que el presidente continuará en el poder, él respondió: “Va a continuar, eso téngalo por seguro”.  
Después, en otra alocución, el canciller de Bolivia  machacó con la campaña del MAS. “Porque somos millones de indígenas que vivimos acá, que tenemos el mismo derecho de poder ser parte de un Estado, sin exclusión, sino integrados, esa perspectiva y la garantía de estas políticas me hace afirmar que el presidente estará hasta el 2025”, insistió el ministro.
Para algunos opositores, el tenor de declaraciones oficialistas no hace otra cosa que confirmar el control que tienen sobre el Órgano Judicial. “Si no fuera así, ¿cómo saben qué tipo de fallo emitirá el TCP? Solo puedes declarar esas cosas cuando sabes que todo será favorable”, recriminó el diputado de UD, Wilson Santamaría.
 Por su parte, la presidenta de la Cámara de Diputados, Gabriela Montaño, dijo que ninguna manifestación, como las que realizó la oposición y las convocadas por el oficialismo, van a definir el fallo que el Tribunal Constitucional dictará sobre la acción de inconstitucional presentada por el MAS. 

El No de las regiones
Pero una cosa son las expectativas de los políticos y, muchas veces, otra cosa muy diferente es la percepción de la población. En ese contexto, la encuesta antes mencionada señala que Potosí (84%) y Tarija (80%) son los departamentos donde el electorado se opone con mayor contundencia a la repostulación, por ejemplo. 

Le siguen Santa Cruz (75%), Sucre (73%), Cochabamba (71%), La Paz (67%), Oruro (67%), Trinidad (66%) y Cobija (53%). Las cifras son elocuentes y reflejan una percepción ciudadana que parece ratificar la votación del 21-F.

Según la encuesta, El Alto es la única ciudad que registró un resultado contrario a las demás ciudades, donde solo un 46% le dijo No a la repostulación de Evo Morales y el 52% apostó por el Sí.

Pese al rechazo a la repostulación que refleja, el estudio también mostró que el presidente tiene una aprobación de gestión del 57% (sumando áreas urbanas y rurales), un punto porcentual menos que hace un año; y que lo desaprueban el 39% de los electores, cinco puntos más que en octubre de 2016. El estudio de Ipsos aplicó 1.000 encuestas entre el 1 y el 10 de octubre, tanto en el área rural como en las ciudades. Respecto a la percepción sobre la repostulación de Evo, la encuesta solo hizo la consulta en el área urbana, según informó la red RTP.

Para el pedagogo y crítico de la repostulación, Álvaro Puente, esta encuesta refleja lo que ya mostró el referéndum donde ganó el No, pero también cree que la actitud del MAS y del presidente Morales, paradójicamente, en lugar de ganar terreno para su partido, van reforzando una tendencia negativa. Cree que a Morales le hacen más daño los esfuerzos por volver a postularlo, porque muestra una faceta de debilidad, de  ansias de poder, “y eso, lógicamente, debilita su liderazgo”.

Voces a favor y en contra

Para el senador opositor Arturo Murillo los resultados son previsibles porque, según cree, si uno sigue las encuestas, el presidente aún tiene una gran simpatía, “pero la mayoría no quiere que se repostule, porque se da cuenta que el poder concentrado tanto tiempo en una sola persona lo único que hace es alimentar la corrupción y el autoritarismo”.

El senador cree que lo que más le duele a la gente es que no se respete los resultados del 21-F.

En el otro bando, el presidente de la Brigada Parlamentaria cruceña, Henrry Cabrera, resalta que a ellos le interesa el alto respaldo, que está por encima del 50%, en la aprobación de la gestión del mandatario y que la consulta que hacen permanentemente en los diferentes actos públicos a obreros, jóvenes, campesinos e indígenas les hace ver el apoyo mayoritario a la habilitación no solo del presidente, sino de todas las autoridades elegidas que tendrán esta posibilidad en el país.  



En esta nota



e-planning ad