BOLIVIA

Entre el abandono y el alcoholismo de sus padres, así fue la corta vida del bebé Alexander y como él hay casi un millón en Bolivia


La situación de Alexander al nacer es la realidad de casi un millón de niños en Bolivia. Un estudio da cuenta que 970.461 niños en el país se encuentran en riesgo de perder a sus familias, debido a múltiples factores 

Entre el abandono y el alcoholismo de sus padres, así fue la corta vida del bebé Alexander y como él hay casi un millón en Bolivia | Foto: EL DEBER Archivo
Escuchar el artículo   Publicidad Pausar Lectura

20/09/2018

El 13 de noviembre de 2014, con tan solo ocho meses de edad, se apagó la vida del pequeño Alexander. Desde entonces su caso ha desencadenado una serie de críticas a las instituciones del Estado que velan por los menores abandonados que terminan en casas de acogida y también a la justicia, por "condenar a un inocente". Esto con relación al médico Jhiery Fernández, que fue recluido en la cárcel de San Pedro acusado de violar al niño. Su caso, que deriva del de Alexander, ha provocado un remezón, no solo en las esferas judiciales, sino en el plano político.

La vida de Alexander fue un calvario desde que nació hasta que murió. Llegó al Albergue Municipal del Bicentenario el 13 de julio de 2014, con un cuadro de desnutrición y problemas gástricos. Fue rescatado de sus padres, una pareja en situación de calle y con problemas de adicción. Un mes después fue derivado al hogar Virgen de Fátima, ahora Niño Jesús, lugar donde pasó sus últimos días. 

El 15 de noviembre, dos días después de la muerte, la jefa de la Unidad de Atención Integral a la Familia de la Alcaldía de La Paz, Inés Aramayo, según una publicación de aquel entonces de Página Siete, explicaba que Alexander ingresó al albergue bajo la problemática de maltrato por consumo de bebidas alcohólicas de sus progenitores.



La muerte de Alexander fue por un paro cardiorespiratorio. Además, presentaba un sangrado profuso por la región anal, por lo que la forense Ángela Mora estableció que el menor había sido víctima de violación y el médico Jhiery Fernández fue acusado del vejamen. El lunes Bolivia se conmocionó e indignó luego que se filtrara un audio en el que se escuchaba a la jueza Patricia Pacajes confesar que condenó al galeno sabiendo que era inocente.

A principios de julio de 2015 los progenitores del pequeño, Antonio Ch. Q. y Carolina V., fueron enviados con detención preventiva (el padre) al penal de San Pedro y (la madre) al Centro de Orientación Femenina de Obrajes. El fiscal encargado del caso, Ángel Mendoza, explicó que fueron procesados por abandonar a la hermana de Alexander. Este delito es sancionado con reclusión de tres a seis años, de acuerdo con la Ley 54 de Protección a Niñas, Niños y Adolescentes. 

Hay casi un millón de menores en Bolivia que atraviesan el viacrucis de Alexander

La situación de Alexander al nacer es la realidad de casi un millón de niños en Bolivia, un informe de Aldeas Infantiles SOS y la Universidad Católica Boliviana (UCB) publicado en 2017 señala que 970.461 niños en el país se encuentran en riesgo de perder a sus familias, debido a múltiples factores: familias numerosas, problemas económicos, consumo de alcohol, altos niveles de maltrato infantil y conyugal, proyectos de vida sin proyección de futuro; desvinculación de un miembro de la pareja.



Las condiciones del entorno social que afectan al desarrollo y la unidad de las familias, así como las condiciones de las familias que afectan a la calidad del cuidado y la protección de sus hijos, se traducen en 666.066 niños en riesgo de no vivir con una familia.

Además, se debe considerar a los niños que por distintos motivos no viven actualmente con sus progenitores: 193.958 cohabitan con algún otro familiar y 80.497 residen con personas con las que no tienen parentesco alguno.



 




Notas Relacionadas



En esta nota