BOLIVIA

En Bolivia dicen que lo de Tuto son lloriqueos; fuera del país lo defienden


La inadmisión del exmandatario al Estado cubano no es bien vista fuera de las fronteras de Bolivia, mientras autoridades nacionales minimizan el tema manifestando que Cuba solo hizo respetar su soberanía


Los expresidentes de Bolivia y Colombia fueron enviados de vuelta a Colombia en un vuelo comercial cuando pretendían ingresar a Cuba
Escuchar el artículo Pausar Lectura

08/03/2018

No cayó bien. El encierro durante dos horas y posterior deportación de los expresidentes de Bolivia y de Colombia, Tuto Quiroga y Andrés Pastrana respectivamente, generó observaciones en la Organización de Estados Americanos (OEA) y en el Ministerio de Relaciones Exteriores de Colombia.

Quiroga y Pastrana iban a Cuba a recibir el premio Oswaldo Payá, a nombre de la fundación Iniciativa Democrática para España y América (IDEA), una organización que reúne a 37 expresidentes y jefes de Estado, que ha sido crítica con el Gobierno de Nicolás Maduro. 

Luis Almagro, secretario general de la OEA, exhortó a la autoridades cubanas a reconocer los derechos de los exmandatarios. Lo hizo público en Twitter.

Mientras desde la Cancillería colombiana salieron en defensa de Pastrana con un comunicado donde lamentan  que sucedan este tipo de incidentes a colombianos que han sido amigos de países cercanos a su nación.

Sin embargo, en Bolivia no se sigue la misma línea. Es más, el ministro de Gobierno, Carlos Romero, declaró a los medios que Tuto fue a buscar un show político para obtener protagonismo y que Cuba hizo respetar su soberanía.

Este último comentario fue vertido por el presidente de la Cámara de Senadores, José Alberto Gonzalez, quien agregó que este mundo de las relaciones diplomáticas no hay espacio para pataleos y lloriqueos, es así, cada país decide soberanamente su política y decide quién entra y que no entra y eso no significa que un país sea totalitario.

Incluso el presidente boliviano, Evo Morales, también se manifestó al respecto señalando en Twitter que los que "vendieron la soberanía y dignidad de Bolivia y Colombia a injerencia de EEUU no merecen ningún premio".

Un dato a considerar es que en 2017, Chile hizo 'respetar su soberanía' en varias oportunidades cuando le negó la visa a autoridades bolivianas.

Entre las autoridades que no ingesaron a Chile están el entonces ministro de Defensa, Reymi Ferreira; luego la presidenta de Diputados, Gabriela Montaño, y el titular del Senado, José Alberto Gonzales; además del general Williams Kaliman.

Ferreira calificó la negación como un 'atropello' y el mismo Evo Morales también lo observó como una agresión.

 



 




Notas Relacionadas



En esta nota