BOLIVIA

Empresa oponente a la de exministro Groux nació 3 meses antes


La oposición dice que se la usó para simular un proceso legal de contratación. El oficialismo prefiere esperar una denuncia 

El exministro Pablo Groux está en el ojo de la tormenta, a pocos días de la inauguración de los Juegos
Escuchar el artículo   Publicidad Pausar Lectura

07/05/2018

Arte Bolivia, la empresa que se presentó como oponente a Kronopios, la firma del exministro de Culturas Pablo Groux y que finalmente perdió el contrato por la organización de la inauguración y clausura de los XI Juegos Deportivos Suramericanos, se conformó solo tres meses antes y fue aceptada de todas formas.

Según el certificado de inscripción registrado el Fundempresa, Arte Bolivia se conformó el 27 de octubre de 2017, con un capital de Bs 500.000. Kronopios lo hizo en 2015, aunque con un capital de Bs 75.000.

Casi tres meses después, el 27 de enero de 2018, un informe técnico del comité organizador (002/2018 del 24 de enero) recomendaba la contratación de Kronopios, y ya había evaluado la propuesta de Arte Bolivia.



El mismo documento establece que esta empresa perdió porque presentó una propuesta que tenía un costo de Bs 12 millones, mientras que la de Groux propuso Bs 11.035.695. 

Según el cuadro comparativo detallado en el informe técnico, Kronopios obtuvo una calificación impecable en la presentación de las 13 áreas que comprendían las especificaciones requeridas por el Comité Organizador de los XI Juegos Suramericanos Cochabamba 2018.

Arte Bolivia no cumplió con lo solicitado en los siguientes sectores: un documento descriptivo de los juegos, planos de los escenarios, instalación de tarimas, palcos, identificación de áreas preferenciales, seguridad y otros necesarios para la realización de los actos. Tampoco con la descripción de actos musicales, de danza y de los desplazamientos en escenario, así como con la demarcación definitiva de áreas en la inauguración y clausura de los juegos, como en la apertura de la sub-Villa Deportiva, en la sede ubicada en el trópico.

Para el senador opositor Oscar Ortiz “es injustificable que se acepte a una empresa en un trabajo, que requiere tanta experiencia con tan corta existencia legal. Eso genera sospechas de que en realidad se hubiera incluido a esta empresa para simular un proceso en el cual hubo una falsa competencia”.



Además, resaltó también el hecho de que “frente a la opción de Groux, esta empresa no presenta varios documentos solicitados. Obviamente no tendría las mínimas condiciones de ganar. Ese hecho vuelve a hacer pensar que lo único que hizo en los hechos fue prestar su imagen para contribuir a armar un falso proceso”, aseveró.

El legislador advirtió que es muy difícil conocer cuándo presentó su propuesta, lo que puede hacer pensar que lo hizo en un tiempo incluso menor a los tres meses de existencia.

Su colega del MAS Efraín Chambi replicó que “la probable existencia de un ilícito deberá ser evaluada por la autoridad competente y tal vez el periódico EL DEBER debiera esperar a tener elementos de convicción formales, antes de publicar nada. No soy fiscal ni investigador. Me referiré al tema y haré seguimiento cuando haya denuncia formal”.



 




En esta nota