BOLIVIA

El voto nulo supera el 50% en las elecciones judiciales


El voto nulo alcanzó el 53% en la votación del Tribunal Agroambiental. Para el Consejo de la Magistratura, el 53,76% y entre el 45 y el 55% para el Tribunal Constitucional Plurinacional y el Tribunal Supremo de Justicia, que tuvieron votaciones por departamento

Foto: Fuad Landivar
Escuchar el artículo Pausar Lectura

03/12/2017

El voto nulo en las elecciones judiciales realizadas este domingo ronda el 50% de la votación en todas las instancias, con un 78% de participación. La oposición asegura que el resultado refleja una derrota  del presidente Evo Morales en lo que fue un acto plebiscitario, mientras que el oficialismo dice que la elección definió autoridades judiciales, aunque un ex ministro admitió que la decisión del Tribunal Constitucional sobre la repostulación que se conoció esta semana afectó al resultado.

El voto nulo alcanzó el 53% en la votación del Tribunal Agroambiental. Para el Consejo de la Magistratura, el 53,76% y entre el 45 y el 55% para el Tribunal Constitucional Plurinacional y el Tribunal Supremo de Justicia, que tuvieron votaciones por departamento.

Los datos fueron presentados en un avance del 80% por el Tribunal Supremo Electoral poco después de las 21:30. La presidenta del TSE, Kattia Uriona, destacó el trabajo y la participación. “Bolivia ha ratificado su compromiso con la democracia”.

Los temores de una jornada violenta se diluyeron durante el domingo. Como siempre, Bolivia vivió una jornada festiva, de bicicletas y mascotas en las calles, de almuerzos y reuniones familiares. Pero, la mayor parte de los votantes, principalmente en el área urbana, manifestó su protesta en la papeleta. Ingresó con bolígrafo propio al recinto, y como se pudo comprobar en las redes sociales, marcó nulo, de formas tradicionales o dejando volar la creatividad. El nulo arrasó.

Por la mañana, el vicepresidente Álvaro García Linera, comenzó el día con una afirmación que marcó tendencia, generó polémica, y fue criticada por opositores. “Cualquier candidato que obtenga más de 157 votos, ya cumplió", afirmó el vicepresidente Álvaro García Linera, recordando que el Congreso de antes elegía por esa cantidad a los tribunos. 

Ante el resultado, el Ejecutivo no se pronunció. No se supo siquiera si el presidente y su gabinete estuvieron reunidos para analizar los resultados. La ministra de Comunicación, Gísela López, anunció por la tarde que el Gobierno iba a analizar los resultados a partir del lunes, e indicó que los ministros en muchos casos están encargados de regiones específicas.

Este medio conversó con el exministro de Gobierno, Hugo Moldiz, señaló que no hubo un plebiscito, “porque se ha demostrado que una cosa es cuando Evo está en la papeleta y otra cuando no, pongo las elecciones subnacionales como referencia”. Pero, admitió que “es una señal que el Gobierno, el MAS, los movimientos sociales deberán analizar con calma, objetividad. En los próximos meses, el Presidente soportará una ofensiva a la intención de repostular el 2019. Dependerá mucho de su capacidad de resistencia, para trasformar ese mal momento en una nueva victoria, como sucedió el 2008 y 2009”.

El exdefensor Rolando Villena señaló que esta elección deja dos mensajes muy claros: “Por un lado que la gente se cansó del manoseo de la justicia. Todo el proceso de selección en la Asamblea Legislativa en la contienda judicial para que se defina con el referéndum no fue transparente. Entonces, estos vicios han acumulado mucha indignación de parte de la gente, y con su voto manifiesta que están cansados de que el Órgano Judicial dependa del Ejecutivo”.

La lectura política tiene, según Villena, “elementos muy interesantes que hacen pensar que hubo un plebiscito y que la conclusión es que el pueblo cuestiona ya el liderazgo del actual presidente. Son campanazos al Estado actual, que se maneja con una hegemonía que causa mucha frustración en el pueblo”, aseveró.

Moldiz señaló también que un hecho que afectó al resultado “fue la decisión del Tribunal Constitucional de habilitar la candidatura del Presidente días antes de esta elección. Se viene las vacación judicial, pero fue un muy mal momento para hacer conocer su fallo, esto generó un escenario político que fue como anillo al dedo a la oposición y dejó al Gobierno sin capacidad de reacción porque lo menos que hizo fue campaña, o promover una lista”.

EL DEBER preguntó a Moldiz si su afirmación no es una admisión de que el anuncio de la reelección efectivamente causó malestar en la población. “Vienen elecciones y un fallo de esa naturaleza, que a algunos les gusta y a otros no, evidentemente tiene un efecto político. Estoy lejos de pensar que el TCP hubiera jugado a favor de la oposición porque su fallo es absolutamente constitucional, apegado e alos tratados internacionales, pero la valoración política que hicieron fue equivocada, fue el cherry, porque los opositores ya estaban en campaña”.

Sin embargo, concluyó que los candidatos fueron elegidos, “habrá que ver con qué cantidad de votos, pero tienen legitimidad y legalidad. No se puede discutir eso. Ahí pierde la oposición, y le hace perder al país, porque todos a regañadientes aunque sea debimos apostar a una reforma integral de la justicia. Pierde el país, no gana la oposición y las autoridades son electas porque primará el voto válido sobre el nulo”, dijo.



 




Notas Relacionadas



En esta nota