SANTA CRUZ

El miedo persiste en la zona del tiroteo del jueves


Una semana antes del hecho, un local de comidas fue asaltado y el mes anterior, una farmacia. Anoche se celebró un acto religioso y se pidió paz

Emotiva. Así fue la celebración religiosa que se realizó anoche. Hubo un llamado para terminar con la violencia; familiares de las víctimas fatales expresaron con llanto su impotencia.

19/07/2017

A seis días del atraco a Eurochronos, el temor aún sigue latente en el lugar del hecho. Negocios vacíos, gente temerosa y curiosos que se detienen en la escena del tiroteo es lo que se observa cuando se camina por donde ocurrió el asalto.
En plena esquina de las avenidas Irala y Velarde, una mujer de mediana edad ingresa en un local que vende empanadas. “Una de charque, para comer aquí”, dijo. La mesera toma la orden y le pide esperar. “Ya hija”, accede la mujer. Su cabeza de pelos plateados gira y ve a curiosos cerca de la joyería. 

Minutos después agitada exclama: “Mi hija, para llevar mejor, me dio miedo estar acá”. Salé y toma un taxi.

“Así están las cosas. Hay poca venta. Lo que pasó fue feo. Varios pedimos cambiar de sucursal por miedo”, afirmó Maricela Rojas, empleada de este negocio, al recordar lo vivido. “Escuché una explosión, pensé que era el horno, pero luego vimos a uno de los atracadores agarrando al policía”, recordó.

El temor de Maricela es justificado, una semana antes del tiroteo el local donde trabaja sufrió un robo. “Nos asaltaron personas con los mismos rasgos”, aseguró. 
Un mes antes incluso otros antisociales atracaron una cadena de farmacias a metros del trabajo de Maricela.

“Sí, nos robaron”, confirmó una empleada de la droguería que pidió no ser identificada, que también fue testigo de la balacera, y luego relató: “Cuando empezó el tiroteo cerramos y nos pusimos a rezar. Abrimos luego del mediodía, cuando todo terminó”.

“La zona se ha vuelto insegura. Por eso hay poco movimiento”, complementó.
Ante el temor que se apodera de la zona, los dueños de la joyería y familiares de los heridos y de las víctimas de este hecho violento realizaron una misa para recordar a las personas fallecidas: Ana Lorena Tórrez, ejecutiva de Eurochronos, y el policía Carlos Gutiérrez.
Con velas y banderas blancas en la ceremonia religiosa llamaron a terminar con la cultura de la violencia y pidieron esclarecer el hecho.