POLÍTICA

El federalismo traba una posible alianza entre Carlos Mesa y el partido de Costas


El candidato del FRI propone profundizar las autonomías, Costas pide federalismo. Es casi un hecho que el gobernador no irá a las presidenciales. Los demócratas se reunirán el fin de semana para definir cómo participarán en los comicios de 2019


En Demócratas no descartan liderar una alianza opositora, dicen que Mesa es un precandidato
Escuchar el artículo Pausar Lectura

Hace 5 días

La participación del Movimiento Demócrata Social (MDS) en las elecciones generales de 2019 está definida; lo que tiene que resolver la dirigencia del partido es si se presentan al proceso a través de una alianza o con candidatos propios. También tienen poco margen de tiempo para decidir si apuestan al acuerdo o a la ruptura con el FRI de Carlos Mesa, por las diferencias que existen por la inclusión del federalismo en el programa de gobierno.

En Demócratas son cautos al momento de referirse sobre las posibles alianzas, aunque el secretario ejecutivo del partido, Vladimir Peña, afirmó que las conversaciones entre los equipos de Costas y de Mesa bajaron de intensidad desde que Demócratas propusiera incluir el federalismo en el plan de gobierno del FRI, que apuesta por profundizar las autonomías, y que se escogiera la forma de elección del candidato a la Presidencia, ya que Mesa es solo el precandidato.

Desde el FRI, Gustavo Pedraza asegura que las conversaciones no están cerradas, por el contrario, los equipos de ambos partidos están con los canales abiertos.

La asambleísta departamental y secretaria nacional de Coordinación de Demócratas, Katia Quiroga, confirmó que en los últimos días sostuvieron reuniones con líderes de diferentes partidos opositores para analizar los programas de gobierno que permitan consolidar un pacto, pero no mencionó detalles de las conversaciones y remarcó que este domingo se tomarán las decisiones finales.

Por su lado, Peña informó de que el Comité Ejecutivo Nacional del partido se reunirá el sábado y presentará un informe detallado de la comisión que trabajó sobre la concertación, de donde saldrá una propuesta para presentar al congreso del domingo.

A pesar de que faltan cuatro días para el registro de alianzas ante el Órgano Electoral, Peña considera prematuro poner nombre a su candidato, aunque él y Katia Quiroga aseguran, por separado, que Rubén Costas está listo para aceptar la decisión del partido. No obstante, también advierten de que tienen líderes en todos los municipios del país y pueden presentar una alternativa nueva como pide la gente.

Demócratas no esconde que tiene estructura partidaria a escala nacional y que el apoyo que tiene en Santa Cruz le concede una fortaleza importante, pero también cuenta con fuerte presencia en otros departamentos.

El diputado Tomás Monasterio dijo que se ha concertado con distintos actores y que se buscará lo que mejor favorezca al país.

Por su parte, el líder de Demócratas, Rubén Costas, ratificó, durante un acto por los 58 años de la creación de la provincia Manuel María Caballero, que no será candidato a gobernador y que se irá del cargo cumpliendo con su pueblo. Resaltó que dejará el espacio “para que venga gente nueva y haya alternancia política”, pero también dijo que está dejando la vara muy alta para quien pretenda sucederlo en la Gobernación cruceña, por lo tanto, “la persona que venga tendrá que hacer cosas mejores”.

Los analistas

En criterio del politólogo Gonzalo Rojas, las alianzas se convierten en una necesidad estratégica para los opositores, por lo que deben contar con una mirada de más largo aliento.

“El hecho real es que hoy, en términos de intención de votos, Carlos Mesa tiene un peso mayor y quizá la figura que se perfila como el rival principal de Evo Morales”, dijo, aunque admite que la candidatura del presidente es inconstitucional.

A juicio del politólogo Alberto Careaga, el Gobierno ha metido a todos “en su juego y ahora todos quieren ser candidatos”, y hábilmente ha logrado dividir y se desvelan las debilidades que existen.

Coincide en que las encuestas muestran que la única figura posible que puede enfrentar a Evo Morales es el expresidente Carlos Mesa. Pero recuerda que esos datos fueron levantados en determinados momentos y eso no garantiza que sea la expresión del descontento ciudadano. “La política cambia, nunca es estable, ahora es distinto”, destacó.

Además, dijo que los opositores “no han sido muy inteligentes en el modo de recoger o liderar la defensa del 21 de febrero”.

La visión ciudadana

La opinión de la gente está en línea con la de los analistas. Bladimir Ramos (35) señala que los opositores deben unirse si es que quieren hacer frente al partido oficialista. En su criterio, Carlos Mesa es el preferido del electorado y considera que Demócratas debe unirse para sumar los votos.

David España (70) cree que cualquier negociación debe darse bajo la bandera del No.