bolivia

El fantasma del No siembra debate y división en el MAS


Unos consideran que se debe buscar la reelección y otros piden respetar el resultado de la consulta popular. Una tercera corriente opta por esperar hasta 2018 y evaluar si es que alcanzarán las fuerzas

cambios en la constitución sectores vinculados al mas insisten en la reelección presidencial El presidente Evo Morales dijo el 26 de mayo que falta un segundo tiempo, en alusión al referéndum

04/06/2016

El Movimiento Al Socialismo (MAS) se encuentra en una de las encrucijadas más complicadas de su historia en el poder. En la interna, el debate se profundiza. Hay dos extremos, los que presionan para repetir el referéndum de febrero, en esa línea se pronunció el presidente Evo Morales, y los que piden respeto por el resultado del 21 de febrero.

En medio está la tendencia que tiene como cabeza al vicepresidente Álvaro García Linera de hacer gestión y al llegar a 2018, para analizar si vale la pena ir a la reelección o no.

El exministro de Gobierno y alto dirigente del MAS Hugo Moldiz manifestó que “desde el desmoronamiento del caso Zapata”, que propició una victoria pírrica de la oposición, quedó en evidencia que el 21 de febrero triunfó la mentira. “Por eso los movimientos sociales, de forma espontánea y legítima, plantearon otra consulta”.

Pero no fueron solo los movimientos sociales. En mayo, el gobernador de Oruro, Víctor Hugo Vásquez, dijo: “Yo quiero pedir un resarcimiento para el presidente Evo Morales, que sería la repetición del referéndum por el Sí o por el No”.

Esa línea fue seguida por el legislador oficialista Mario Mita, y el mismísimo Evo Morales, quien con una metáfora futbolera dijo en un discurso que la consulta del 21 de febrero fue “el primer tiempo” y en una segunda parte “veremos quién es quién”; en otras oportunidades había anunciado que todo se vería en 2018.

En la vereda opuesta, pero en el mismo oficialismo, el senador potosino René Joaquino dijo que “se debe respetar la voluntad popular expresada el 21 de febrero”, mientras que su colega orureño Pedro Montes recalcó que “se ha dicho No a la repostulación, respetaremos, pues”.
Sobre esas posturas, Moldiz manifestó que “reflejan una posición tan marginal dentro del MAS que realmente no tienen ninguna representatividad”.

El canciller David Choquehuanca reivindicó el liderazgo de Morales y en una entrevista con este medio señaló: “Viene una mentira y duele; deberíamos reflexionar, por eso algunos hermanos piden resarcimiento y otros están discutiendo, pero el presidente dijo que vamos a hablar sobre este tema después de 2018, pero también afirmó que gobernaremos obedeciendo al pueblo…”

El vicepresidente Álvaro García Linera es de la idea de esperar: “Lo vamos a debatir el 2018”, dijo a EL DEBER la semana pasada.
“Son tres tareas (las que se deben encarar antes): la economía, organización social irradiante a sectores y a las nuevas sensibilidades, y restablecer la figura del presidente que fue atacada de manera inmisericorde”, manifestó.

Moldiz señala en la misma línea que “la posición oficial es que el MAS y el Gobierno definirán en 2018 el rumbo que tomarán, lo dijo el presidente, y no hay otra posición”.

Pero es un hecho que ahora, o en 2018, Evo Morales necesitará de un referéndum si es que decide ir a la reelección. En ese punto, Moldiz sostiene que “en ese año el MAS y el Gobierno definirán el rumbo que tomarán con miras a las elecciones de 2019, eso debe quedar claro. No encontrará posición distinta a la que le señalo”.

Moldiz y Choquehuanca coinciden en que el único liderazgo posible es el de Evo Morales, pero el primero complementa que en 2018 “se tendrá que ver para qué sirve la fuerza acumulada hasta ese año. Así que esa es la posición. Siento que el proceso y el presidente tienen la suficiente fuerza para revertir el mal momento que se pasó el 21 de febrero, las revoluciones son así, tienen avances y retrocesos, momentos de debilidad, otros de fortaleza”, señaló Moldiz. Y ratifica lo dicho por García Linera: “Queda hacer gestión y el trabajo político para consolidar nuestra presencia y disputar la batalla aérea a través de las redes sociales, con sectores urbanos en los que tienen creciente influencia, en eso estamos”.

Desde la oposición
Los jefes de los partidos políticos de la oposición ven que el MAS está muy debilitado. Samuel Doria Medina, líder de UN, señaló que “el tema de la reelección de Morales lo verán en el MAS, siempre y cuando tenga factibilidad política. Si les va bien y las estrellas se alinean, pueden plantearlo, no sé si en 2018, cuando haya, repito, factibilidad política. Si tienen un golpe de suerte de aquí a un mes, un año o dos años, ese momento aprovecharán. Se metieron en un pantano y cuando pataleas ahí te vas más adentro y considero que eso es lo que ocurre”.

El expresidentede Bolivia y líder del PDC, Jorge Quiroga, afirmó que si es que el oficialismo intenta repostular a Evo Morales, no le irá bien. “Se acabó la bonanza; terminó la época en la que año tras año subían los precios de las materias primas y aumentaban los volúmenes. Ahora llega la realidad, así que el soberano dará un revés a los gobernantes y volverán a perder si lo intentan de nuevo. Sería una goleada de proporciones. Lo que deben hacer es cumplir la democracia, hacer gestión y en 2018 buscar un sucesor”.

El líder del PDC sugiere al MAS que no se apure en elegir un reemplazante para el presidente Evo Morales, que por ahora se dedique a gobernar. “Es lo que el país requiere”, dijo



En esta nota



e-planning ad