POLÍTICA

Pese a coincidencias con Evo, el clero reposiciona la discusión sobre el 21-F


El cardenal Ticona dijo que ambas partes deben respetar los resultados de la consulta del 21-F. Otras autoridades eclesiales respaldan a monseñor Juárez. El Gobierno designará un delegado presidencial

Los dos amigos: Evo Morales y el cardenal Toribio Ticona rompieron el hielo entre Iglesia y Gobierno
Escuchar el artículo   Publicidad Pausar Lectura

24/07/2018

Fue la primera reunión con la cúpula de la Iglesia católica desde que el cardenal Toribio Ticona asumió ese cargo. Y lo que parecía una reunión de acercamiento del Gobierno se convirtió en una nueva ocasión para el debate político sobre el respeto a los resultados del referéndum del 21-F, al punto de que los prelados discreparon entre sí en un mismo escenario: el hall de Palacio.

“Soy cardenal de todo Bolivia, no puedo (parcializarme). Si yo apoyo a uno u a otro, estoy dividiendo Bolivia, tengo que buscar la unidad de los bolivianos y trabajar juntos de manera mancomunada por el desarrollo de nuestra patria (...)”, dijo Ticona, para explicar luego que “dentro de la identidad de cada persona, sí, se debe respetar (los resultados del 21-F), pero no solo de un lado sino de ambos lados”. Ese fue el momento incómodo para la Iglesia católica, que tenía a otros representantes explicando puntos de vista marcadamente diferentes sobre el mismo tema, tras una reunión de tono diplomático con Evo Morales y sus ministros.

El monseñor Ricardo Centellas, que preside la Conferencia Episcopal de Bolivia (CEB), dijo que las declaraciones de su colega Jesús Juárez son personales, pero que el clero respalda esas palabras: “Hemos indicado que como en cualquier Estado de derecho, se debe respetar la Constitución Política del Estado (CPE), los actos legales que son vinculantes hay que respetar, lo dijimos de manera pública”, expresó Centellas cuando fue consultado sobre la repostulación que busca el presidente Morales y su partido para 2019.   



Puedes leer:
 

Esta reunión del Gobierno con las cinco autoridades eclesiales se dio a pocos días de que el ministro de Defensa, Javier Zavaleta, y el obispo de Chuquisaca, monseñor Jesús Juárez, se enfrascaran en una disputa mediática sobre la repostulación y el resultado de la consulta del 21 de febrero de 2016.

La CEB se ha pronunciado una decena de veces contra la repostulación de Morales y el respeto a los resultados del referéndum. Y siempre obtuvo la misma respuesta del Gobierno, que les recordó una y otra vez a los prelados que deben dedicarse a la tarea pastoral y dejar la lucha política del país a los políticos.

La Iglesia en la política

El cardenal Ticona también abogó por que la Iglesia se mantenga al margen de la política partidista porque en su criterio eso divide al país, “Yo no quisiera que la Iglesia se meta en política, más que en política, en partidismos. Si yo defiendo a usted o defiendo a los demás, estoy dividiendo y yo no me he hecho cardenal para distanciar a los hombres sino para unir”, dijo el cardenal Ticona.



En eso el monseñor Centellas coincidió con Ticona y dijo que todas las personas son políticas. Pero luego aclaró: “Cada persona es política ¿Qué es la política? Es trabajar y luchar por el bien común y cada vez que uno intenta trabajar por el bien común está haciendo política. Otra cosa es hacer política partidaria”. Dijo esto a manera de respuesta al ministro Zavaleta.

Te puede interesar:



Luego, el presidente de la CEB nuevamente lanzó el desafío y dijo que hasta el momento este tema de la repostulación y el 21-F no está definido porque se debe conversar con el Gobierno.

“Hay que apostar al diálogo y ver luces en el camino. Para mí el tema no está cerrado y debe hablarse y es de interés de todos los bolivianos”, manifestó luego del encuentro con el presidente.

El delegado 

Después de la reunión de un poco más de una hora, las autoridades de la Iglesia y el presidente Evo Morales brindaron una conferencia de prensa conjunta y en la que anunciaron un trabajo conjunto por la educación, los más necesitados e informaron que el Ejecutivo delegará a un representante para garantizar y optimizar ese trabajo conjunto.

“Saludo las palabras de aliento de los hermanos obispos que visitaron (...). Aquí tenemos una coincidencia entre la Iglesia y el Gobierno y el Estado, todos nos preocupamos por los más abandonados y los más pobres”, dijo el jefe de Estado al final.

Más adelante se informó que  una reunión de la Iglesia con el Ministro de Educación será el escenario para pedir que se cumplan los convenios con la Iglesia católica y Morales aseguró que su Gobierno continuará apoyando en proyectos de infraestructura que tiene la Iglesia.

Tema zanjado

Para el oficialismo este tema no puede ser reactivado porque el Tribunal Constitucional puso un punto final a cualquier discusión y pidieron, nuevamente a la Iglesia mantenerse al margen de cualquier discusión.

“Todos hacemos política, pero hay instancias que no pueden hacerlo, (…) considero que la Iglesia entra en el juego político que hace la oposición y de los ex dirigentes políticos de derecha, ¿quienes encabezan las supuestas plataformas ciudadanas?, los expolíticos de derecha”, dijo el diputado Franklin Flores (MAS).

Mientras su correligionario David Ramos afirmó que monseñor (Ricardo) Centellas no cumple su misión de estar con los pobres, buscar la justicia y la igualdad, sino está haciendo política. “Yo considero que la Iglesia católica en Bolivia no debería inmiscuirse en temas políticos, sino cumplir con su misión”.

Sorpresivamente, en horas de la tarde, el líder de Unidad Nacional (UN), Samuel Doria Medina, se reunió con el cardenal Toribio Ticona, a quien le expresó la preocupación de quienes luchan por el respeto del voto del 21-F y en contra del abuso de poder, señala un comunicado de esa tienda política.  

“Si no se detiene a Evo será la primera vez desde la reconquista de la democracia, hace 36 años, que un dirigente político no obedece a las urnas” fueron las palabras que dijo el empresario al, prelado, según el informe.

Finalmente, el cardenal dijo que él y la CEB estarán presentes en todos los actos oficiales del 6 de agosto, la autoridad eclesial afirmó que él es potosino de nacimiento y que por eso debe estar presente; ya lo hizo en el aniversario de La Paz y se puso al frente de la catedral cuando pasaba la comitiva oficial.

Conozca más:




 

EL TSE responde a las plataformas diciendo que actúa bajo la ley, pero no toma posición sobre la repostulación

La Constitución Política del Estado, la Ley de Régimen Electoral y la Ley del Órgano Electoral serán las tres leyes que aplicará el Tribunal Supremo Electoral, esa fue la respuesta que emitió el ente a las plataformas que le pedían que se pronuncie sobre la inhabilitación de Evo Morales en los comicios generales de 2019.

Las dos notas del ente electoral fueron dirigidas el 18 de julio a Oscar Henry Rojas, Alejandro Reyes y otros, en el primer caso; y a Angélica Siles, Cristhian Tejada y Bladimir Machicao en el segundo, ambas cartas tienen el mismo tenor sobre el numeral 8 del artículo 4 de la ley 018.
“En materia electoral la Constitución Política del Estado, la Ley del Régimen Electoral y la presente ley se aplicarán con preferencia a cualquier otra disposición legal o reglamentaria”, señala la segunda parte de este punto.

En los siguientes dos puntos, la carta, que lleva la firma de la secretaria de Cámara, Miriam Obleas Arandia, refiere que el TSE respeta todas las expresiones del proceso político y que las autoridades electorales rigen sus actos con imparcialidad y transparencia.

En la jornada

Cuatro prelados
Cardenal Toribio Ticona; obispo, Oscar  Aparicio; obispo Ricardo Centellas; y obispo Aurelio Pesoa fueron los cuatro prelados que llegaron hasta palacio de Gobierno.

Medicado
Mientras el cardenal realizaba declaraciones a la prensa, monseñor Óscar Aparicio insistía en que la máxima autoridad eclesial debía tomar sus medicamentos para continuar su jornada. 

Tensos
Autoridades de Gobierno y de la Iglesia no pueden ocultar la incomodidad que pasaron en esta reunión y la despedida de los tres acompañantes del cardenal fue fría con el presidente. 



 




En esta nota