IGLESIA

El clero pide luchar contra corruptos de ‘guante blanco’ y no atacar a los indefensos


En su mensaje dominical, el monseñor Sergio Gualberti dijo que en la sociedad hay una realidad de desamparo e injusticia. Un diputado del MAS pide al religioso no meterse en asuntos políticos para favorecer a la oposición 

EL ACCIONAR DE LA POLICíA DESALOJARON A LAS PERSONAS QUE VIVEN BAJO LOS CANALES DE DRENAJE

30/10/2017

La Iglesia católica pidió ayer luchar contra los corruptos de “guante blanco" en lugar de atacar a los ‘hombres topos’ que fueron desalojados por la Policía, al ser vistos como sospechosos de varios robos registrados en la ciudad de Santa Cruz.

En su mensaje dominical, el religioso dijo que la lucha de la sociedad no debe ser en contra de estas personas necesitadas de medidas que les ayuden a superar sus dependencias y reinsertarse en el tejido social, sino "en contra de los delincuentes, como los corruptos que aprovechando su poder, con guantes blancos, se apropian de bienes públicos destinados al bien común".

Gualberti recordó que el papa Francisco dijo que “el corrupto se cree un vencedor, se pavonea para menospreciar a los otros, no conoce la hermandad o la amistad, sino la complicidad o la enemistad” y calificó la corrupción como “un proceso de muerte que se ha vuelto habitual en la sociedad y la peor plaga social porque genera gravísimos problemas y crímenes que implican a todos”.

Durante su homilía dominical, el arzobispo de  Santa Cruz monseñor Sergio Gualberti dijo que todas las personas están de paso por esta tierra y que por tanto, todos deberían ser solidarios y justos con todos, sin discriminar a nadie por su lugar de origen.

Manifestó que todos deberían disfrutar de los bienes puestos en la tierra en igualdad de condiciones, creando puentes de comprensión de solidaridad y confraternidad, sin hacer daño sobre todo a la viuda y al huérfano. 

Recordó que en  la sociedad boliviana también se da una realidad de desamparo e injusticia. Hay tantas categorías indefensas y débiles como los huérfanos, ancianos solos, mujeres abandonadas, mendigos y las personas en situación de calle, entre otros. Hizo referencia a que en Santa Cruz, se dio la intervención contra los ‘hombres topos’ y recomendó a las autoridades no olvidar que son personas, por tanto, "es inaceptable esa denominación, denigrante, discriminatoria e indigna de la dignidad de todo ser humano y de ninguna manera se debería levantar ese nombre".

Las reacciones

Tras las declaraciones que hizo el religioso a través de la homilía dominical, el presidente de la Brigada Parlamentaria de Santa Cruz, Henry Cabrera, criticó al religioso porque, según él, se está inmiscuyendo en temas políticos para favorecer a la oposición y se olvida que detrás de las paredes de las iglesias están asentadas las personas para pedir limosnas.

“En vez de hacer campaña para favorecer a la oposición, la Iglesia debería reconocer que este gobierno bajó del 36 al 16% el índice la pobreza y eso lo logró el presidente Evo Morales”, dijo el político. EL DEBER se comunicó con la presidenta de la Cámara de Diputados, Gabriela Montaño, para conocer su opinión sobre el tema, pero se excusó de emitir criterio, porque según ella, para hacerlo debe escuchar  todas las declaraciones que hizo el monseñor Gualberti.

Por su parte, el comandante departamental de la Policía, Rubén Suárez, dijo que si bien coincide con la opinión del religioso en que se debe luchar contra los corruptos de guante blanco, opinó que también el clero debe inmiscuirse más en el diseño de políticas sociales para crear albergues para los niños que están en situación de calle y en la rehabilitación de las personas drogodependientes como los que viven bajo los canales de drenajes.

Además criticó a las autoridades de los otros niveles del Estado por no diseñar políticas para lograr la rehabilitación de las personas que viven en situación de calle y que tienen problemas con las drogas.
“No es competencia de la Policía buscar una solución para atender a estas personas, nuestro rol es dar seguridad a la ciudadanía”, afirmó el comandante Suárez al referirse a las críticas del monseñor Sergio Gualberti.