BOLIVIA

El MAS pide disculpas por violencia en la sesión de honor en Cochabamba


Asambleístas se disculparon con los cochabambinos por la bochonorsa Sesión de Honor en la que se enfrentaron con opositores. 

La pelea se produjo en la Sesión de Honor por la efeméride de Cochabamba | Foto: ANF
Escuchar el artículo   Publicidad Pausar Lectura

19/09/2018

Las asambleístas del Movimiento Al Socialismo (MAS) convocaron este martes a una conferencia de prensa para disculparse con la ciudadanía por la bochornosa Sesión de Honor que protagonizaron en un enfrentamiento con opositores que defienden el voto del 21F.

"Quiero pedir disculpas a todas las cochabambinas y todos los cochabambinos por lo que ha sucedido esa noche", dijo Eugenia Rojas, una de las involucradas en las agresiones físicas y verbales durante la sesión realizada la noche del 13 de septiembre por el aniversario de Cochabamba.

Admitió que ella fue una de las implicadas en el hecho, pero aseguró que fue obligada a reaccionar de ese modo porque los opositores, en particular la asambleísta Lizeth Beramendi, no dejaban de "chillar" en plena sesión.

"Beramendi no tuvo ni un poco de respeto, ahí estaba el vicepresidente Álvaro García Linera (...) nosotras hemos pedido reiteradas veces que se calme y no paraba de chillar, por lo tanto, mi colega y yo la hemos sacado de la sala, pero la muy atrevida me agarró de mi cabello y me agredió, nosotras no la estábamos agrediendo, sólo la estábamos sacando de los brazos, de qué sirve que sea profesional sino tiene ni un poco de respeto", cuestionó.

La asambleísta departamental, Esther Soria, también se disculpó y agregó que no se justifica ningún acto de violencia, discriminación o bochorno en plena sesión de honor.

Sin embargo, "mis colegas simplemente querían sacar de la sesión (a Beramendi) porque no se callaba y seguía interrumpiendo, por eso hubo forcejeos y obviamente (no era el lugar para hacer) show político", sostuvo.

Entre tanto, Beramendi afirmó ayer que cuatro asambleístas suplentes, que recién se incorporaron, son las principales involucradas en la agresión y de manera constante actúan en las sesiones como un grupo de choque.

"Estas cuatro asambleístas del MAS (esa noche) han asumido una actitud delincuencial, una actitud de agresión física, agresión política como si fueran delincuentes o pandilleras. Han arremetido en contra de mi persona a golpes y sacándome por la fuerza de la sesión violando mi derecho a la libre expresión", lamentó.

Apuntó que asumirá acciones legales, pero no ahora porque no tenemos jueces y fiscales independientes.
 



 




En esta nota