MUNDO

EEUU defiende un plan de dos Estados en Oriente Medio


El secretario de Estado de EEUU, a 22 días de dejar su cargo, dijo que los asentamientos israelíes atentan el proceso de paz con Palestina. Israel denuncia un discurso "sesgado"   

La adopción de una resolución en el Consejo de Seguridad de la ONU de condena a la construcción de colonias israelíes, la cual Estados Unidos no vetó, ha provocado tensión entre ambos países. Foto: Reuters

28/12/2016

El secretario estadounidense de Estado, John Kerry, defendió nuevamente este miércoles la solución de dos Estados como "la única vía" para una paz entre israelíes y palestinos, en un discurso que Tel Aviv denunció como "sesgado" en su contra.

En una extensa alocución en Washington, el veterano exsenador y jefe de la diplomacia del presidente Barack Obama ofreció su "franca" visión sobre el conflicto en Oriente Medio, en momentos de reciente tensión entre Estados Unidos e Israel tras un voto el viernes en la ONU de condena a los asentamientos israelíes.

 "La solución de dos Estados es la única vía para lograr una paz justa y duradera entre israelíes y palestinos", dijo Kerry, que debe dejar el cargo el 20 de enero ante la llegada a la Casa Blanca del próximo presidente Donald Trump.

 Kerry advirtió que una salida con la creación de un Estado israelí y otro palestino está en "grave peligro", denunciando que elementos de "extrema derecha" del gobierno israelí están llevando a ese país hacia una "ocupación perpetua" de tierras palestinas y a un solo Estado.

 Pocos minutos después, el primer ministro israelí Benjamin Netanyahu rechazó los dichos de Kerry y calificó su discurso como "sesgado contra Israel".

 "Durante más de una hora, Kerry abordó obsesivamente el tema de las colonias y apenas tocó la raíz del conflicto, la oposición palestina a un Estado judío en cualquier tipo de fronteras", sostuvo.

 En anticipo al discurso de Kerry, Netanyahu había pedido aplazar el examen de nuevos permisos de construcción en Jerusalén Este, ocupada y anexionada por Israel, para evitar aumentar las tensiones con Estados Unidos.

 Pero paralelamente, un comité israelí aprobó la construcción de un edificio de cuatro plantas para colonos en el centro del barrio palestino de Silwan de Jerusalén Este, informó una oenegé local.   Según Kerry, los colonos están decidiendo el futuro de Israel, poniendo en riesgo la paz.

 "Su intención establecida es clara: Creen en un solo Estado, un gran Israel", denunció el jefe de la diplomacia estadounidense.

O judío o democrático

La adopción de una resolución en el Consejo de Seguridad de la ONU de condena a la construcción de colonias israelíes, la cual Estados Unidos no vetó, por primera vez desde 1979, buscaba "preservar la solución de dos Estados", explicó Kerry.

Pero "si la opción es un solo Estado, Israel puede ser judío o democrático -no puede ser ambos-, y nunca podrá estar realmente en paz", apuntó el diplomático.

"¿Cómo puede Israel conciliar su ocupación permanente con sus ideales democráticos", se preguntó Kerry. "Nadie que piense seriamente sobre la paz puede ignorar la realidad de la amenaza que los asentamientos presentan para la paz", añadió.

 Según el alto funcionario, el Estado de Israel y la futura Palestina deben establecerse sobre la base de las fronteras anteriores a la Guerra de Seis Días de 1967, procediendo a "intercambios equivalentes" de territorio, por consentimiento mutuo.

 Israel sería reconocido como un "Estado judío" y Jerusalén como "la capital de dos Estados". En los estertores del gobierno de Obama, Kerry parecía querer dejar clara su postura sobre un proceso de paz entre israelíes y palestinos que frecuentemente abordó, pero que actualmente se encuentra congelado.

 Además de la respuesta airada de Israel, Kerry debe defender una política que el futuro presidente estadounidense Donald Trump no parece dispuesto a continuar.

Trump amigo, dice Netanyahu

El empresario devenido en político designó recientemente como embajador en Israel a David Friedman, quien ya dijo que pretende mudar la embajada estadounidense a "la capital eterna de Israel, Jerusalén", un gesto que podría acabar con los esfuerzos estadounidenses por la paz.

 Poco antes del discurso de Kerry, Trump expresó en Twitter su apoyo al Estado hebreo, según él, víctima de un "trato irrespetuoso" por la administración de Barack Obama.  

Los israelíes "estaban acostumbrados a tener un gran amigo en Estados Unidos pero ya no. El principio del fin fue el horrible acuerdo con Irán (sobre la política nuclear, NDLR), y ahora esto (la ONU)!. Mantente fuerte, Israel. El 20 de enero se aproxima rápidamente", apuntó Trump.

 Netanyahu devolvió el gesto en su cuenta de Twitter, agradeciendo al próximo líder estadounidense por su "cálida amistad y apoyo sin reservas a Israel".

 Los nuevos asentamientos aprobados están en Silwan, situado en cercanías de la vieja ciudad de Jerusalén, y en un teatro de tensiones permanentes entre centenares de colonos y 55.000 palestinos que ahí residen.

 Unos 430.000 colonos israelíes viven actualmente en la Cisjordania ocupada y son más de 200.000 en Jerusalén Este, que los palestinos quieren hacer la capital del Estado al que aspiran.



Notas Relacionadas



En esta nota



e-planning ad