BOLIVIA

EEUU aprueba juicio civil contra Sánchez de Lozada y su exministro


El juicio comenzará el 5 de marzo en la Corte Federal de Fort Lauderlade (Florida), luego que un juez hubiera rechazado una objeción presentada por los acusados

Los juicios de responsabilidades comenzaron en 2004, ante su ausencia Goni fue declarado en rebeldía
Escuchar el artículo Pausar Lectura

22/02/2018

Luego de más de 10 años de la denuncia formalizada por ocho familiares de las víctimas de la masacre de octubre de 2003, un juez federal de Estados Unidos, dispuso que desde el 5 de marzo, el expresidente Gonzalo Sánchez de Lozada y el exministro de Defensa Carlos Sánchez Berzaín, enfrenten un juicio civil por abusos y violaciones de derechos humanos.

La información la dio a conocer el vicepresidente Álvaro García Linera, quien expresó que “no habrá impunidad” a quienes “han metido bala en el altiplano”. En esa intervención militar murieron más de 60 personas y quedaron cientos de heridos.

La semana anterior, el juez James Cohn rechazó el último esfuerzo de los acusados a evitar el juicio, negando una moción que presentaron ambos imputados. El juicio comenzará en la corte federal en Fort Lauderdale, Florida y se estima que durará dos semanas.

El proceso

El expresidente (87), salió a EEUU después de que renunció en octubre de 2003. La Fiscalía General tramitó su procesamiento y su extradición por delitos de lesa humanidad, pero ahora irá a juicio por una denuncia particular.

Los demandantes están representados por abogados de organizaciones de Estados Unidos como el Centro de Derechos Constitucionales y la Clínica de Derechos Humanos Internacionales de la Facultad de Derecho de Harvard y otros.

Son mentiras

Tras conocerse la información, Sánchez Berzaín se pronunció en su cuenta twitter.

“Más mentiras del dictador Evo Morales, autor de los crímenes de octubre 2003. Manipula una persecución política para distraer el ‘no es no’ del 21F y el éxito del paro de hoy. Usa como cortina de humo, la demanda civil iniciada el 2007 que terminará en marzo. Es el final, no el inicio de la causa”, dijo.

Las repercusiones

Las reacciones en el país tampoco se dejaron esperar.  “Esto constituye un hito histórico en la judicatura estadounidense y las acciones de defensa de los derechos humanos. Es la primera vez que se ordena un proceso contra un ex jefe de Estado y un ministro extranjero en jurisdicción estadounidense”, dijo el Defensor del Pueblo, David Tezanos, aunque le extraña que ese juicio sea sólo contra dos y no contra todos los responsables.

La presidenta de la Cámara de Diputados, Gabriela Montaño y el presidente del Senado, José Alberto Gonzáles, coincidieron en que el juicio es una buena señal para las víctimas. Pero expresaron también que ambas exautoridades deben retornar al país para rendir cuentas ante la justicia boliviana.



 




En esta nota