BOLIVIA

Diputados aprobaron ley sobre identidad de género


Son más cerca de 1.085 ciudadanos que exigen realizar este trámite. Hay requisitos para quienes opten por el trámite, con el fin de estar acordes a su orientación sexual

La sesión de la Cámara baja se prolongó hasta la madrugada y contó con la presencia de integrantes del colectivo GLBTI.
Escuchar el artículo Pausar Lectura

19/05/2016

Esta madrugada la Cámara de Diputados aprobó la Ley de Identidad de Género, que permite a las personas transexuales y transgénero cambiar su nombre propio, el dato de sexo e imagen en toda la documentación pública y privada vinculada a su identificación, lo que les permitirá ejercer de forma plena el derecho a su identidad.

El proyecto normativo 095 establece el procedimiento para que esos ciudadanos, mayores de 18 años de edad, cambien su identidad, en el marco del parágrafo II del artículo 14 de la Constitución Política del Estado (CPE), que prohíbe toda forma de discriminación en razón de sexo, orientación sexual o identidad de género, entre otros.

Conoce más: Personas "trans" podrán cambiar de nombre


Durante la sesión, la presidenta de los diputados, Gabriela Montaño, afirmó que el proyecto simplemente pone en aplicación los derechos humanos de un sector, que estuvieron discriminadas durante mucho tiempo.

"Es solo una ley que permite devolverle la vida, la posibilidad de la felicidad a cientos de personas que sufren discriminación y violencia que llega hasta la muerte", explicó la autoridad ante la atenta mirada de los ciudadanos que participaron de la sesión, ahora la iniciativa pasó al Senado.

Lea también: Una ley nacional permitirá cambio de sexo


Una vez promulgada la norma, para solicitar el cambio de nombre propio, dato de sexo e imagen, el o la solicitante deberá presentar ante el Servicio de Registro Cívico (SERECÍ) nueve requisitos, entre los cuales están la manifestación del nombre propio y dato del sexo inicialmente registrados y el nuevo nombre propio y dato del sexo elegidos.

También se contempla el examen psicológico que acredite que la persona conoce y asume voluntariamente las implicaciones de su decisión; certificado de libertad de estado civil y certificado de descendencia, emitidos por el SERECÍ, además del certificado del Registro Judicial de Antecedentes Penales (REJAP) y una fotografía actualizada de la imagen que corresponda a la nueva identidad.



 




En esta nota