BOLIVIA

Dictan 10 años de prisión a Gabriela Zapata


La exgerenta de la empresa china CAMC y expareja del presidente fue encontrada culpable por seis delitos. Los exfuncionarios Cristina Choque y Jimmy Morales también fueron sentenciados


23/05/2017

En un proceso que se extendió por cerca de 18 horas, el Tribunal Primero de Sentencia de La Paz condenó a 10 años de prisión a la ex gerenta comercial de la empresa china CAMC y expareja del presidente Evo Morales, Gabriela Zapata Montaño, por los delitos de legitimación de ganancias, contribuciones y ventajas  ilegítimas, asociación delictiva, falsedad material y uso de instrumento falsificado.

También fueron condenados la exdirectora de Gestión Social del Ministerio de la Presidencia  Cristina Choque, a cuatro años de prisión, y el chofer del Ministerio de la Presidencia Jimmy Morales, a tres años de cárcel.

En medio de sollozos, Gabriela Zapata pidió al Tribunal Primero de Sentencia que la declare inocente. Eran las 0:43 de hoy y el corolario de una jornada extensa en el último día del juicio por ganancias ilegítimas que había empezado el 17 de marzo.

El Ministerio Público pidió al inicio del juicio pena privativa de libertad de 10 años de cárcel para la exejecutiva de la CAMC por el delito de legitimación de ganancias ilícitas.
Vestida con un traje beis, crema y blanco, la ex pareja presidencial acudió a las 9:05 al edificio judicial, en el lugar ya estaban los otros cinco coacusados que acompañaron este proceso desde que estalló el escándalo,  en febrero de 2016.

Al inicio de la audiencia Zapata clamó por una sentencia ‘justa’ porque, según ella, sus derechos ciudadanos fueron vulnerados y no le permitieron presentar su versión sobre el origen de sus bienes.

Procedimiento
La Fiscalía fue la primera en hacer uso de la palabra y utilizó más de dos horas para justificar su acusación contra cada uno de los acusados, Gabriela Montaño, Cristina Choque Espinoza, ex directora de Gestión Social del Ministerio de la Presidencia; Jimmy Morales Cuba, chofer del Ministerio de la Presidencia; Ricardo Alegría Sequeiros, supuesto socio de la exgerenta de la CAMC; Carlos Ramírez Aramayo, también figura como supuesto socio de la expareja del presidente, y Wálter Zuleta Buitrago, abogado defensor en la primera etapa del juicio contra Zapata.

Hasta el mediodía los dos fiscales justificaron sus acciones, pero dejaron grandes vacíos. El Ministerio de la Presidencia inició sus alegatos y el tribunal determinó el primero de los cinco cuartos intermedios que tuvo la maratónica audiencia.

Por la tarde presentaron sus alegatos los ministerios de la Presidencia y de Justicia y solo el abogado de la segunda cartera de Estado, Noel García, dijo que el patrimonio total de Zapata ascendía a más de Bs 8 millones, aunque no dijo de dónde salió ese monto.
La defensa la inició el equipo jurídico de Gabriela Zapata, y el abogado Jorge Castillo encontró la primera fisura legal, dijo que todos habían sido acusados por asociación delictiva, pero solo dos, su cliente y Marvin Ramírez, terminaron acusados por ese delito.

Asimismo, refutó la legitimación de ganancias porque, a su juicio, no existe ningún informe de la Unidad de Investigaciones Financieras (UIF) sobre los manejos económicos y que una legitimación se debía probar con una auditoría forense, lo que nunca sucedió.  

Por su lado, Jorge Torrico Tapia, otro de los abogados de Gabriela Zapata, calificó de “pésima” la investigación del Ministerio Público porque no demostró que existan las ganancias ilícitas ni permitió que se haga una pericia al origen de la fortuna de su defendida.

El abogado insistió en que la Fiscalía no demostró el delito previo, requisito necesario para indicar el delito de legitimación de ganancias ilícitas. “Qué ganancia ilícita vamos a sancionar si no se ha demostrado el delito previo, ¿dónde se ha generado el dinero mal habido? No se ha demostrado”, cuestionó.

La abogada de Cristina Choque, Martha Requena, fue la que más tiempo utilizó en la defensa y demostró que gran parte de los 127 testigos de la Fiscalía no conocían a su defendida, lo que debía generar dudas en el tribunal.

Otro receso
Con evidente signo de cansancio el tribunal declaró el tercer cuarto intermedio y pidió a los presentes acomodarse para escuchar a los restantes defensores, y al reanudar la sesión los fiscales no se presentaron a tiempo.

Después de la abogada Requena correspondió el turno del acusado Jimmy Morales, chofer del Ministerio de la Presidencia, cuya defensa, a cargo de una abogada de Defensa Publica, casi en seguida desnudó un supuesto error de los fiscales: Nunca presentaron los reportes de llamadas entre los presuntos socios, pese a que los teléfonos fueron incautados el mismo día de su detención.

El turno fue de la defensa de Ricardo Alegría, cuyo abogado precisó que su cliente no fue reconocido por ninguno de los testigos de cargo de la Fiscalía; además, afirmó que no se podía acusar de asociación delictiva porque todos los actos de su cliente fueron públicos e hizo depósitos de dinero que eran la deuda de su cliente a Gabriela Zapata por una edificación inconclusa.

La defensa de Marvin Ramirez admitió la relación de su cliente con Zapata y relató que era de hace varios años y que las fotografías mostradas por la fiscalía es en Paraguay y que en esa nota periodística no se cita a ninguno de los acusados.

Incluso el fugado abogado Wálter Zuleta contó con un defensor público, que durante su intervención mencionó que por los propios testimonios su defendido había visitado las oficinas de la Unidad de Apoyo a la Gestión Social del Ministerio de la Presidencia (UAGS) en su calidad de dirigente deportivo. 
Zuleta es procesado en rebeldía porque se encuentra en Perú desde el año pasado, donde tramita un refugio político. 

PASO A PASO

Los antecedentes del caso

1  Denuncia. El 3 de febrero de 2016 el presentador de televisión Carlos Valverde denuncia la relación que existía entre la gerenta comercial de la empresa China CAMC, Gabriela Zapata, y el presidente Evo Morales. La compañía tenía contratos con el Estado por más de $us 400 millones.

2  Demanda. El  representante jurídico de CAMC en Bolivia, Fernando Cortez, anunció el 12 de febrero de 2016 que iniciará una querella en contra de Valverde.

3  Rechazo. El 16 de febrero la Fiscalía de La Paz rechazó la querella iniciada por Zapata en contra de Valverde porque no correspondía la figura jurídica. 

4  Detenida. El 26 de febrero la Policía aprehende a Gabriela Zapata. Hubo denuncia de la Unidad de Investigación de Fortunas y del Ministerio de Transparencia.

5  Encarcelada. El 28 de febrero del año pasado, la jueza cuarto de instrucción en lo penal de La Paz, Margot Pérez, determinó la detención preventiva de Gabriela Zapata en la cárcel de Obrajes. El 24 de marzo es trasladada al penal de Miraflores.



En esta nota