POLÍTICA

Descartan declarar alerta sanitaria y alistan tareas de eliminación de los roedores


El Sedes de La Paz asegura que el transmisor del Arenavirus no ha penetrado el área urbana, por lo tanto, no es necesario declarar emergencia por este mal. Sin embargo, instruyó aplicar acciones integrales en siete municipios del norte paceño


Escuchar el artículo   Publicidad Pausar Lectura

06/07/2019

El Servicio Departamental de Salud (Sedes) de La Paz ha descartado, por ahora, declarar alerta o emergencia sanitaria por Arenavirus, que causó la muerte de dos personas; sin embargo, instruyó la aplicación de acciones integrales en siete municipios del norte paceño, que contemplan la eliminación de roedores en zonas pobladas.

El jefe de Epidemiología del Sedes de La Paz, René Barrientos, informó, luego de una evaluación, que el brote está controlado y que el roedor que transmite el Arenavirus no ha penetrado el área urbana, es decir, sigue siendo selvático, por lo tanto, no hay “razón para declarar una alerta”.

“Se ha descartado la declaratoria de emergencia. Como ha sido un brote en un conglomerado limitado, con una transmisibilidad baja; y estando el vector en la selva, no hay razón para declarar emergencia en otros lugares, cuando el blanco real está en la selva. Por eso se ha descartado la alerta o emergencia en el departamento de La Paz o en algunas regiones. No procede porque, además, es un brote que se está autoeliminando y se está agotando”, insistió Barrientos.



No obstante, agregó que se decidió reforzar las acciones para proteger a la población no solo contra el Arenavirus, sino también contra otras enfermedades, como el hantavirus, el dengue y la leptospirosis. Las tareas incluyen la eliminación de roedores que están en las poblaciones urbanas, que no son los que transmiten el Arenavirus; así como el rastrillaje en zonas rurales donde estuvo el caso primario para ver si existen rastros del roedor portador del mal. Las acciones integrales serán desarrolladas en los municipios de Caranavi, Palos Blancos, Alto Beni, Guanay, Teoponte, Tipuani y Mapiri, todos en el norte paceño,

Barrientos añadió que, entre el martes y miércoles, una comitiva numerosa de especialistas y médicos llegará a Caranavi para iniciar la intervención en dicho municipio y continuar luego a los otros. “Se hará la eliminación de roedores dentro de las poblaciones, que, si bien son otro tipo de roedores (no el que transmite el Arenavirus), en la evaluación hecha, se ha visto que hay una alta densidad de estos”, aseveró el epidemiólogo y precisó que para eliminar al ratón se aplicará rodenticida.

También se hará búsqueda activa de contactos y la captura de roedores para identificar al vector del Arenavirus. Precisamente, el director de salud municipal de Caranavi, David Bonifaz, informó de que se realizará un rastrillaje en las localidades de San Pedro, Sabaya y Guanay. “Se va a realizar el trabajo de campo en los lugares donde habitaba el paciente (primera víctima del Arenavirus) y donde estuvo trabajando. Son tres lugares alejados que hay que visitarlos para hacer una inspección, verificación y ver si existen rastros del roedor”, comentó.

Dan de alta a pacientes



Por su parte, la ministra de Salud, Gabriela Montaño, dijo que se determinó dar de alta a dos pacientes que permanecían en observación al ser sospechosos de contagio por Arenavirus en La Paz. “No tenemos casos sospechosos nuevos, ni en Caranavi ni en La Paz, más bien se está dando de alta a dos casos sospechosos, que han tenido una evolución favorable. Esperamos que esto continúe así”, explicó.

Indicó que se realizan todas las acciones necesarias en el municipio de Yungas, dando seguimiento a todas las personas que estuvieron en contacto con el paciente cero o con la médica interna que fallecieron.



 




En esta nota