SEGURIDAD

Demanda a la CIDH se ‘cocinó’ luego de cinco meses del asalto


La acción la inició Mario Tadic. Entre las pruebas presentadas hay las decisiones judiciales y algunas notas de prensa

Mario Tadic y Elöd Tóásó dejaron el país, luego de declararse culpables de alzamiento armando, en 2015
Escuchar el artículo Pausar Lectura

15/04/2018

Cinco meses después del asalto al hotel Las Américas comenzó a ‘cocinarse’ la demanda ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), proceso que ahora ha provocado satisfacción en unos e incertidumbre en otros.  

Gerardo Gianni Prado Herrera, el abogado que presentó el 21 de septiembre de 2009 la causa que denuncia la violación de los derechos humanos supuestamente cometidos en el afán gubernamental por demostrar que existieron actos de terrorismo, explicó que con la notificación de la aceptación de la CIDH ahora comenzó la etapa de fondo.

Sin embargo, Prado explicó que la acción se inició a nombre de Mario Francisco Tadic Astorga, uno de los dos sobrevivientes al asalto del hotel Las Américas y que en la sindicación de Marcelo Soza es el segundo mando de la supuesta célula terrorista, para luego sumar a Juan Carlos Guedes y Alcides Mendoza, en febrero de 2010. Poco después se unen al documento inicial Elöd Tóásó, que junto a Tadic en 2015 aceptan ser culpables del delito de alzamiento armado y consiguen una condena igual a que ya pagaban estando en prisión desde 2009. 

Finalmente se toma contacto con la mamá de Michael Dwyer, Caroline Dwyer, el hombre que murió el día del asalto a Las Américas y que una junta forense de Irlanda afirma que murió con un solo disparo y no con seis y en un cruce de fuego como lo asevera de acusación sobre la cual se lleva el juicio. 

EL DEBER tomó contacto con algunas voces que estuvieron cercanas a las operaciones ocurridas desde a madrugada del 16 de abril y consultadas sobre si se pensó en que una demanda de este tipo pudiera ser aceptada y ahora generar dudas en cómo se procedió, señalaron que no hubo nunca una visión hacia futuro, ya que el sentimiento de victoria que se había generalizado luego de estas acciones eran tal alto que “no se pensó”.

Incluso, estos contactos mencionan que haber transmitido en directo a través de Televisión Boliviana la llegada de Mendoza y Guedes a La Paz maniatados, con los ojos tapados y con signos de haber sido golpeados, “fue un error estratégico”.    

Todo es prueba
Para el abogado que está al frente de la demanda, luego de las notificaciones ahora se abrió la etapa de análisis de fondo y que en este periodo se esperar que la CDIH indique quién inicia la presentación de sus pruebas, para luego dar paso a las respuestas y contrarepuestas del Estado y los demandantes. “No hay plazos en esto, es la CIDH la que indica quién comienza y ellos mismos son los que dicen cuándo se termina con esto, para ellos decidir si es necesario hacer recomendaciones al Estado demandado·, explicó el jurista.

Las pruebas que en esta etapa se pueden presentar son todos los documentos emergidos durante el proceso judicial en sí, como los actuados policiales, las negaciones a las libertades de los sindicados, fotografías, notas de periódicos, entre otros.

César Navarro, que presidió la comisión parlamentaria que investigó el caso terrorismo de forma paralela a lo que hacía la Fiscalía y a que ahora es ministro de Minería y Metalúrgica, dijo que el Gobierno responderá con múltiples pruebas lo que sucedió en aquella oportunidad, para entender el contexto en el que ocurrieron los hechos.

El ministro de Justicia, Héctor Arce, indicó que la CIDH pudo haber cometido un ‘error’ al haber admitido la demanda, ya que, en su criterio, lo peticionantes no agotaron procedimientos internos, en vista que el juicio oral por el caso aún se desarrolla.

Finalmente el abogado que inició esta demanda, aclaró que la acción internacional solo se pronunciará, sobre las violaciones a los derechos cometidas.



 




En esta nota