BOLIVIA

Decomisan un arsenal de dinamita a trabajadores


Hoy se cumple la segunda jornada del paro de 72 horas dispuesto por la COB. Dicen que los explosivos estaban destinados a elevar la tensión que hay la Cochabamba

La carga de explosivos fue decomisada antes que llegue a Cochabamba, donde las protestas cobran más fuerza.
Escuchar el artículo Pausar Lectura

30/06/2016

El viceministro de Régimen Interior y Policía, Rodolfo Illanes confirmó hoy el secuestro de un vehículo particular con abundante cantidad de explosivos que fueron preparados para las manifestaciones convocadas por la Central Obrera Bolivia (COB) en Cochabamba.

"El día de hoy efectivos policiales del retén de transito procedieron a revisar un vehículo, cuando uno de los ocupantes se alteró bastante llamó la atención de los uniformados que comprobaron que medio del vehículo se encontraban unos bultos que estaban cubiertos con cajas", en la población de Sipe Sipe, indica la información oficial.

Agregó que "cuando se procedió a la requisa se encontró varias cajas de explosivos y petardos que como se ha podido establecer, estaban destinados a ser usados en las movilizaciones entre ‘pacíficas que pretendían realizar algunos sectores de trabajadores de Cochabamba".

El Viceministro Illanes confirmó además que en las requisas de la policía se sorprendió a ciudadanos que portaban máscaras antigás, lo que conduce a la deducción que se preparaba una manifestación violenta.
La autoridad dijo que los “petardos de dinamita” podían incluso causar la muerte de personas expuestas a esas explosiones.

Dijo que la composición química de los explosivos reveló una cantidad de dinamita suficiente para hacer daño a la integridad física de los policías. "Por ello del lado de la Policía tenemos siete personas heridas, lesionadas", aseveró el viceministro.

Illanes dijo haber solicitado la participación del Ministerio Público de Sipe Sipe para que pueda iniciar las acciones necesarias para investigar y determinar primero la peligrosidad de los materiales que pueden ser utilizados para dañar a los policías y a la sociedad.

Luego, la Fiscalía determinará si “estos materiales tiene autorización o el permiso necesario, porque la Ley de Armas 400 en su Art. 51 prohíbe el traslado de estos materiales”, dijo Illanes a tiempo de confirmar que la sanción para la tenencia ilegal de esos explosivos es de seis años de cárcel.

La autoridad pidió a los “compañeros de la Central Obrera de Cochabamba especialmente, de manera fraternal y respetuosa, por favor que no usen estos elementos porque esto ya es delito” y confirmó que “han sido detenidas ocho personas, por portar estos elementos”.

Finalmente informó que los ministros encargados de las negociaciones con los ex trabajadores de Enatex “ya les han ofrecido un proyecto de Decreto Supremo complementario” para resolver su situación y garantizó que las “empresas que estén amparadas por el Estado van a seguir regidas por la Ley General del Trabajo”.



 




En esta nota