POLÍTICA

Cronenbold amenaza con ‘sacudir’ a Monasterio y él lo asocia con un narco


El alcalde warneño exigió que prueben los cargos contra él. El opositor le recordó el caso narcojet y pidió investigar sus bienes  

Mario Cronenbold, alcalde de Warnes, y Tomás Monasterio, diputado de Demócratas, están enfrentados

09/11/2017

Todo es muy personal. Mario Cronenbold, alcalde de Warnes por el MAS, le ha ofrecido pelea al diputado de Demócratas, Tomás Monasterio. Literalmente, ir a los golpes. “Ya estoy cansado de escuchar que digan Mario Cronenbold, el narcotraficante”, protestó ayer el munícipe en una conversación con el periodista José Pomacusi, conductor del programa radial Fama, Poder y Ganas, en la que señaló a Monasterio de tratar de vincularlo con Pablo Ramos Lima, dirigente del Club Real América y empresario que tenía una relación contractual con la Alcaldía de Warnes por el desayuno escolar. 

Así que Cronenbold, que ayer en la tarde hizo saber a EL DEBER que ya no se referiría más al caso, en la entrevista radial anunció que arreglaría “como hombre” con Monasterio “si él sigue hablando estupideces”. Todo se remonta al viernes, cuando Monasterio anunció que Ramos Lima, seguidor del presidente Evo Morales y simpatizante de su reelección, era acusado por la Fuerza Especial de Lucha Contra el Narcotráfico (Felcn) y la Fiscalía por el supuesto ilícito   de lavado de dinero del narco. En los siguientes días, Monasterio insistió con las acusaciones que lo vinculaban con el oficialismo. Incluso, el diputado opositor presentó varias fotografías de Ramos junto al ministro de Gobierno, Carlos Romero, quien se desmarcó de las responsabilidades de Ramos.

Según Cronenbold, Monasterio trató de asociarlo con Ramos, “un señor que está pasando un mal momento”. Así que el alcalde masista ofreció el martes una rueda de prensa en la que dijo que el opositor sacrificó su hogar por un poco de poder político de la mano de su actual pareja y que su título de abogado puede ser falso, entre otras cosas. Ayer, en el programa de radio citado, el alcalde fue más allá en su arremetida.
“Si él (Tomás Monasterio) sigue hablando estupideces, yo esto no lo voy a resolver por  cámaras, por la radio, lo voy a resolver como me enseñaron a mí en mi pueblo, como hombre. Yo, si Tomás Monasterio sigue hablando, se va a hacer sacudir, porque él sabe que le pego”.
Semanas antes, cuando Monasterio hizo visible la relación filial de Fabio Andrade Lima Lobo, traficante boliviano que cayó con droga en Brasil, con la excandidata del MAS en Beni, Carmen Lima Lobo, el diputado denunció que la mujer le envió mensajes de audio amenazantes contra él.

Cuestión de partidos

Atrás quedaron la polémica por Ramos y la presión sobre Romero por las fotos con él cuando el alcalde se compró la lucha política y la convirtió en cosa personal para arreglar a golpes. “Mi caso se extinguió hace un año”, dijo.
Para entonces, Monasterio, desde la sede de Gobierno, ya había llamado a una rueda de prensa en la que recordó el caso narcojet. En él, la Fiscalía y abogados del Gobierno acusaron a Cronenbold de que cobró, supuestamente, un cheque por $us 100.000 pagado por el colombiano John Wilson Díaz Vélez , quien, según pesquisas de la Felcn, tenía que ver con un cargamento de 994 kilos de droga que habría salido de Santa Cruz y que fue secuestrado en Barcelona (España) el 2 de enero de 2011, en un avión de los argentinos Gustavo y Eduardo Juliá.

El alcalde masista recordó que ese año cayó preso y quedó detenido 38 días. Según él, víctima de una red de extorsión que denunció una vez fue puesto en libertad. Pero Monasterio presentó la copia de un cheque por $us 100.000, según él, cobrado por Cronenbold como portador y cuyo origen era Jhon Wilson Díaz. 

“¡Cómo es posible que un alcalde del MAS hubiese cobrado $us 100.000 a un narcotraficante prófugo de la justicia boliviana e internacional!”, dijo Monasterio, para interpelar al presidente Evo Morales.

Cronenbold dijo que el dinero lo obtuvo de una prestamista y no de Jhon Wilson Díaz. Que se prestó esa plata en 2010 para cubrir $us 30.000 que le faltaban a uno de los inversionistas de un concierto donde él participó, y que no son $us 100.000, como dice él.
El alcalde llamó ‘vicioso’ a Monasterio, dijo que estuvo en un centro de rehabilitación y que atropelló a un niño bajo influjo de la droga. A esto, Monasterio retrucó que pedirá reabrir la causa en contra de Cronenbold por narcotráfico y que también indagará a su esposa.



En esta nota