BOLIVIA

Cossío niega haberse enriquecido durante la función pública


El exgobernador de Tarija dice que la condena que recibió el viernes es injusta. Asegura que durante sus años como funcionario público se 'empobreció' en vez de enriquecerse

Cossío se encuentra refugiado en Paraguay desde 2010 (Archivo)
Escuchar el artículo   Publicidad Pausar Lectura

26/03/2018

El exgobernador de Tarija, Mario Cossío, denuncia que la condena de seis años de cárcel que recibió el pasado viernes, y la confiscación de 20 bienes por supuesto enriquecimiento ilícito, es injusta, ilegal e infame.

Según el exgobernador, que habló la mañana de este lunes con los medios de comunicación a través de una videoconferencia, durante su gestión se empobreció, en lugar de enriquecerse, para cubrir el presupuesto familiar.

“Dicen que mi patrimonio se incrementó entre 1996 al 2010, es otra mentira, mi patrimonio disminuyó drasticamente porque tuve que ir vendiendo mis bienes para cubrir mi presupuesto familiar en los 14 años de funcionario público", manifestó Cossío desde Paraguay, país en el que está asilado desde el 2010.



La exautoridad criticó que el juicio se haya celebrado sin tener la posibilidad de defenderse, lo que viola su derecho humano como refugiado político, contemplado en tratados internacionales y en la Constitución Política del Estado.

“Los tratados internacionales de derechos humanos solo sirven para Evo Morales, quien para lograr su reelección indefinida argumentó que esos tratados se deben aplicar con preferencia a la Constitución y a las leyes internas. Pero en mi caso, esos tratados no tuvieron ningún valor y fueron pisoteados por el Tribunal de Sentencia de Tarija”, indicó.

Sobre los bienes

El exgobernador negó haber comprado 24 inmuebles durante los años en los que fungió como funcionario público. "No compré ni un solo inmueble, ni un metro cuadrado de nada, los inmuebles que señalan los adquirí antes de ejercer esos cargos”, aclaró y dijo que solo construyó una vivienda y lo hizo mediante un crédito bancario.



La denuncia de los bienes fue realizada por el fiscal Carlos Oblitas a quien calificó de "vocero mentiroso de la dictadura de Evo Morales" y lo instó a demostrar con pruebas sus acusaciones.



 




En esta nota