bolivia

Consulta arrastra la poca confianza del electorado


Un estudio dice que un 40% confía poco en la transparencia electoral y el 22% no le da crédito. El vocal José Luis Exeni ve que la sala plena predecesora afectó al TSE, pero ve cambios y mejorías

Se repite la votación en 44 mesas en el departamento de Santa Cruz
Escuchar el artículo Pausar Lectura

17/01/2016

Cuando faltan 35 días para la consulta popular que dirá si Evo Morales puede —o no— candidatear otra vez a la Presidencia en 2019, una lectura del detalle de la encuesta nacional de Equipos Mori revela que la mayoría, cuatro de cada 10 votantes, tiene poca confianza en la transparencia del proceso electoral.

Dos no le dan ninguna credibilidad (22%), igual número sí tiene alguna confianza (23%). Y únicamente uno de cada 10 expresa mucha confianza (11%) en dicho proceso.

Así se corrobora en el acápite sobre la confianza en las instituciones correspondiente al estudio que EL?DEBER divulgó, cuya realización se sitúa entre el 15 de diciembre y el 6 de enero, con 1.806 entrevistas aplicadas en las nueve capitales de departamentos más El Alto y otras 74 poblaciones.

El Gobierno, la oposición y algunos analistas consultados, con diferetenes explicaciones, subrayan el hecho de que una mayoría perciba que la administración electoral arrastra hoy una ‘carga negativa’, coincidiendo solo en que la actuación de los anteriores vocales electorales —que renunciaron después de numerosos escándalos— terminó por erosionar la imagen de la institución y, consecuentemente, del proceso electoral democrático.

Un problema, voces múltiples
El problema nadie lo niega. Ni siquiera en el Órgano Electoral. “Heredamos una institución fuertemente cuestionada por las actuaciones de los anteriores vocales del Tribunal Supremo Electoral (TSE)”, admite sin problemas José Luis Exeni, uno de los nuevos vocales, que fue presidente de la desaparecida Corte Nacional Electoral.

Sin embargo, Exeni cree que existe una tendencia a la mejoría gracias a los cambios que han habido. “En comparación con el año pasado, la confianza mejoró. Estamos seguros de que, con trabajo, autonomía y transparencia de gestión, vamos a recuperar la imagen de la institución”.

Para el Gobierno, el descrédito que registra el proceso electoral y sus autoridades tiene una explicación. “Es lógico (que exista poca confianza en la institución y en el proceso).

El Órgano Electoral está en un proceso de legitimación. (...) Además, los anteriores vocales, con un conjunto de actuaciones individuales, hicieron perder la credibilidad al Órgano Electoral”, reflexiona Carlos Romero, ministro de Gobierno y coordinador político de la campaña del Sí para el departamento de Santa Cruz.

Para la oposición, el problema tiene su origen en unos vínculos de dependencia política que ve entre los vocales y el partido de Gobierno. “Está claro que una gran mayoría no tiene confianza en el actual TSE.

Lo considera parcializado a favor del Gobierno. Dependiente. Los hechos los confirman, pese a que el Gobierno trató de mostrar un tribunal renovado”, acusa Vladimir Peña, secretario de Gobierno cruceño y uno de los líderes de los Demócratas.

Percepción sobre el TSE
Hay otras cifras de la encuesta que ayudan a rendondear el diagnóstico del problema.

Según el estudio de Equipos Mori, la mayoría de los votantes, un 36%, declara que confía poco en el TSE.

Un 23% de los electores opina que no tiene ninguna confianza. Un 26% cree que hay que darle algún crédito a esta sala plena y solo un 10% opina que los vocales merecen mucha confianza. Los datos son parecidos a los de confianza en el proceso



 




En esta nota