BIODIVERSIDAD

Con kallawaya incluido, así concluyó la expedición de 30 meses al Madidi


Un equipo de científicos documentó más de 4.002 especies y encontró 132 que podrían ser nuevas para la ciencia. Le contaron a EL DEBER sus experiencias

El equipo de científicos registró la presencia del oso jucumari en el Parque Nacional Madidi | Foto: Robert Wallace
Escuchar el artículo Pausar Lectura

25/05/2018

La expedición científica 'Identidad Madidi' concluyó el 26 de noviembre de 2017, después de dos años y medio de trabajo, pero recién esta semana se empezaron a publicar sus principales hallazgos y fue así como los bolivianos celebraron que el Parque Nacional Madidi es el más biodiverso del mundo. 

El director de esta expedición Robert Benedict Wallace, que lleva más de 20 años estudiando la vida silvestre en Bolivia, dirigió el equipo de científicos que estudió por más de dos años en el parque nacional Madidi, conversó con EL DEBER. En el diálogo también participó el biólogo boliviano Guido Ayala.

Visiblemente emocionados por el tesoro descubierto apuntaron que se documentó más de 4.000 especies animales, se consiguió 1.382 nuevos registros y se identificó 132 especies, posiblemente nuevas para la ciencia a escala mundial. 

El estudio en el New York Times:

 

Para contextualizar, Wallace lo resume así: "Hay 1.028 especies de aves, una cantidad que solo doce países en el mundo pueden superar, sin contar Bolivia; con las 440 especies de plantas descubiertas, la lista del parque ascendió a 5.500 plantas, que iguala en cantidad a Canadá, uno de los más grandes del mundo".

Entre las especies que no estaban registradas, el equipo evidenció la presencia de la vicuña, el gato andino y el tatú de pampa. Esto es posible, explica Wallace, debido a que el parque tiene un gradiente altitudinal (que va de las tierras bajas del Beni a las montañas del norte de La Pazque hace posible la existencia de la diversidad de especímenes.

"El Madidi es una esperanza para muchas especies, como el oso andino (o jucumari), el cóndor o el ciervo del pantano que se ven afectados por el cambio climático", destaca Wallace. 

La noticia reflejada por EFE:

 

Una anécdota
Cuando culminó el trabajo de 30 meses, entre 2015 y 2017, cuenta Wallace que junto al equipo que lo acompañó, integrado por 15 investigadores, se dirigieron al pico glacial del Chaupi Orco, a 6.044 metros sobre el nivel del mar y a 5.860 metros de las tierras bajas de la Amazonía, para tener una ceremonia con kallawaya incluido.

"Le dimos gracias al Madidi y a la Pachamama por cuidarnos y regalarnos tantos secretos de un lugar excepcional, y por llegar donde nunca nadie había ido", añadió.

El investigador inglés es director del Programa de Conservación Gran Paisaje Madidi Tambopata, desde 1999. Inició como voluntario en Wildlife Conservation Society (WCS) antes de completar un doctorado. Trabajó también en la Estación Biológica del Beni y el parque Noel Kempff Mercado. 

También te puede interesar:

 



 




En esta nota