BOLIVIA

Cocaleros de los Yungas velan a sus muertos y declaran lucha continua


Uno de los fallecidos era árbitro, el otro un migrante de Potosí. Los productores de la hoja verde exigen la renuncia de Evo Morales por los hechos de violencia en La Asunta

El velorio de los dos comunarios que perdieron la vida se realiza en puertas de Adepcoca I Foto: FM Bolivia.
Escuchar el artículo Pausar Lectura

30/08/2018

"Yungas va a declarar lucha permanente hasta sacar a este Gobierno del Palacio", exclamó hoy el ejecutivo del Consejo de Federaciones Campesinas de los Yungas (Cofecay), Tito Flores, durante el velorio de los dos comunarios fallecidos en los hechos de violencia en La Asunta.

El dirigente enfatizó: "Lo vamos a botar peor que al (expresidente) Gonzalo Sánchez de Lozada" y reiteró que como productores de la hoja verde van a pedir la "renuncia de Evo Morales antes de que sea botado".

Conoce más I Defensor insta diálogo y se ofrece como mediador en conflicto en La Asunta

Tras que se les practicara la autopsia legal, los cuerpos sin vida de Eliseo Choque (31) y Carlos Vega (54) fueron trasladados hasta puertas de Adepcoca para realizar un velorio público. El primero era árbitro en sus tiempos libres, mientras que el segundo era oriundo de Potosí y se había trasladado a esa región del país para trabajar.

Mientras eso sucede en la sede de Gobierno, la 'marcha en defensa de la coca originaria' avanza hacia Unduavi, donde realizarán un alto para organizarse e ingresar a La Paz la próxima semana.

Lea también I Policía rastrea armas en poblaciones de La Asunta y despliega grupo de élite

A su vez, Sergio Pampa, uno de los dirigentes que quedan de Adepcoca, recalcó: "Vamos a pedir la renuncia de Evo Morales por la caída de estos muertos". Adelantó que desde mañana comenzarán a llegar cocaleros de Yungas a La Paz para montar una vigilia en su sede.

Hasta el momento el reporte oficial indica que a consecuencia de los enfrentamientos por la erradicación de los cultivos de la hoja verde existen tres víctimas fatales, un teniente y dos comunarios; y más de 15 heridos.



 




En esta nota