USTED ELIGE

Cívicos plantean un paro nacional y otros graduales en defensa del 21-F


El movimiento cívico del país no recibió respuesta de los vocales electorales sobre el pedido de renuncia. Convocan a la Asamblea de la Cruceñidad para el martes 25 de junio, donde plantearán medidas de presión en todo el país. Hay expectativa


El presidente cívico cruceño, Luis Fernando Camacho, acompañado por dirigentes. Foto: JORGE IBÁÑEZ
Escuchar el artículo   Publicidad Pausar Lectura

18/06/2019

Los cívicos del país ratifican su compromiso en defensa del resultado del 21-F, y en Santa Cruz plantean convocar un paro cívico nacional y otros escalonados en todas las regiones para exigir que se respete el No a la reelección indefinida y la renuncia de los vocales del Tribunal Supremo Electoral (TSE). Estas medidas serán analizadas en la Asamblea de la Cruceñidad, convocada para el próximo martes 25 de junio.

El presidente del Comité Pro Santa Cruz, Luis Fernando Camacho, recordó que venció el plazo concedido a los vocales del Órgano Electoral para que dimitan, tal como se les hizo conocer en la carta que entregaron luego de una masiva marcha en La Paz, de la que también participaron políticos de la oposición.

Camacho insiste en que los vocales deben renunciar a fin de transmitir tranquilidad de que habrá elecciones sin la participación del binomio del MAS, Evo Morales-Álvaro García Linera, que perdieron el derecho a la reelección en el referéndum del 21 de febrero de 2016.



El líder cívico explicó que luego de hacer la consulta a los expresidentes cívicos y a las instituciones que forman parte de la entidad, decidieron convocar a la Asamblea de la Cruceñidad para el martes, a las 18:30, en la se tomarán las determinaciones. “Será esta asamblea la que otorgue la autorización de llevar adelante medidas de calle, que refleje la necesidad y la urgencia del pueblo para hacer respetar nuestro voto”, indicó Camacho.

El presidente del Comité adelantó, que planteará en la asamblea “efectuar un paro cívico nacional y paros cívicos escalonados en todo el país”, el mismo que será puesto en consideración; y si es autorizado podrá llevar la propuesta a la reunión nacional entre cívicos y políticos. Para este último encuentro no hay fecha, aunque puede ser entre jueves o viernes de la próxima semana.

Camacho estuvo acompañado por representantes de sectores que desde ya están dispuestos a acatar todas las determinaciones.

El presidente en ejercicio de la Federación de Juntas Vecinales, Walthy Égüez, respaldó al líder cívico porque cree que el oficialismo está haciendo todo para preparar un fraude y engañar al pueblo. Dijo que más de 2.000 juntas vecinales están dispuestas a acatar estas medidas para preservar la democracia y el estado de derecho.



Égüez dijo que en las últimas marchas y paros la gente ha respondido porque está “cansada del autoritarismo, de la corrupción y del narcotráfico”.

Otros sectores, como el transporte pesado, también adelantaron que están dispuestos a acatar el paro con tal de que se respete el voto y la democracia.

Waldo Albarracín, de la Coordinadora Nacional de Defensa de la Democracia (Conade), dijo que después de la marcha de La Paz no se pueden quedar quietos, por eso se deben coordinar otras medidas. Dijo que no hay que descartar los paros escalonados, “siempre garantizando el éxito”.

Ven liderazgo

El historiador y exvicepresidente cívico Nino Gandarilla cree que el Comité ha encontrado nuevamente su camino de liderazgo, porque hay una necesidad en el país de que ingrese este tipo de organización imparcial a trabajar por lo que es correcto, legal y patriótico. “El tema de la transparencia electoral en Bolivia es un problema en el que sí tiene que estar estatutariamente y moralmente el Comité pro Santa Cruz”, señala.



Destacó que los cívicos han logrado hacer que confluyan las plataformas ciudadanas, el Conade y los partidos políticos. La participación de estos últimos es con cierta prudencia para no desvirtuar la acción del comité.

“Lo histórico es el hecho de que haya podido reunir en el Comité a todas estas partes”.

Gandarilla destaca que al liderar una marcha en la ciudad de La Paz, también marcó historia con una reivindicación nacional.

El MAS rechaza la medida

El diputado del MAS Henrry Cabrera dijo que rechazan categóricamente cualquier intento de paro en el departamento o a escala nacional, porque es un perjuicio para la población y la gente necesita llevar el pan de cada día a sus hogares.

También cree que la institución cívica se ha convertido en un vocero y brazo operativo de los partidos de la oposición que ahora están en carrera electoral, por eso “nos declaramos en emergencia y no cumpliremos ningún paro”, advirtió el legislador.



 




En esta nota