BOLIVIA

Chilenos atacan a Morales, y en el país oficialistas y opositores se unen


Los adjetivos aumentan en Chile y en Bolivia responden que es porque no tienen argumentos. La oposición sale en defensa del presidente ante ataque de Insulza

Escuchar el artículo Pausar Lectura

23/03/2018

Tras los alegatos, la delegación chilena denunció que el presidente Evo Morales está en campaña política y por eso regresará a La Haya, que se puede conversar pero nunca negociar mar con soberanía, mientras que en Bolivia hubo una sola voz de defensa a la demanda e incluso la oposición nacional salió en defensa del mandatario ante la ofensiva de Insulza.

El canciller chileno, Roberto Ampuero, insistió en que el Tratado de 1904 es la piedra angular sobre la que se deben mantener las relaciones con Bolivia.

Luego calificó de “inaceptable” que a través de una “puerta chica” Bolivia intente entrar al tratado “eliminarlo, horadarlo, destruirlo”, aseveró.

Pero el más agresivo fue el ex secretario general de la OEA José Miguel Insulza, que atacó a Evo Morales. “Ellos piden negociar una salida soberana, no es cualquier cosa, es obligarnos. Nosotros hemos tratado de llevar esto de la manera más sobria, usando nuestros abogados, Morales viene por su campaña electoral, pero ese ya es un asunto de él”.

Esta declaración mereció respuesta inmediata en Bolivia y sorprendió que la oposición salió al paso de los dichos de Insulza. El diputado de UD Gonzalo Barrientos señaló: “La reivindicación marítima es una causa de Estado, es una causa de todos los bolivianos y bolivianas en general, donde nada tiene que ver ningún partido político, ni de oficialismo ni de oposición”.

Además, acotó que la declaración de Insulza son “trampas que nos quieren poner los chilenos.  No caeremos en eso, nuestra actitud de compromiso con esta reivindicación es responsable y consecuente”, acotó.

La diputada oficialista Valeria Silva comentó que “el señor Insulza es quien emitió las declaraciones más torpes, no solamente en los últimos días, sino en toda la demanda. Probablemente a esto se debe que fuera removido de sus responsabilidades”, comentó.

El expresidente Jorge Quiroga lamentó desde La Haya que Chile recurra a los adjetivos: “Acrobacia, invenciones, ficción, maquinación, caricatura, inventos, Chile nos llena de adjetivos y lo hacen porque no tienen argumentos. Luego muestran una y otra vez que antes y después de 1904 hubo negociaciones”.

El canciller chileno, Roberto Ampuero, manifestó que Chile tiene disposición de conversar, “pero eso no implica negociar una salida al mar con soberanía”. El senador René Joaquino  respondió que la declaración del canciller Ampuero “intenta llevar a lo que Chile ha hecho a lo largo de más de 100 años, escuchar sin solucionar absolutamente nada. Por eso estamos ante La Haya”, aseveró.



 




En esta nota