BOLIVIA

Chileno gana a Bolivia en simulacro sobre La Haya


Un estudiante del vecino país participó del Módulo Internacional de Naciones Unidas de Moscú. Se espera para antes del 25 de julio la presentación de la 'contramemoria'

Los jueces de la Corte Internacional de Justicia de La Haya (Holanda) fallaron, por mayoría de votos, a favor de Bolivia
Escuchar el artículo Pausar Lectura

09/05/2016

Un estudiante chileno-francés de 20 años, de nombre Félix Portier, ganó la demanda marítima que Bolivia interpuso contra su país, según un simulacro realizado en el Módulo Internacional de Naciones Unidas de Moscú, MIMUN. 

El alumno de Diplomacia y Ciencias Políticas en la MGIMO - Universidad del Ministerio de Relaciones Exteriores de Rusia, argumentó y venció los pilares que sustentan la causa nacional. El juicio fue un artificio que contó con cerca de 700 estudiantes de relaciones internacionales de diversas partes del mundo dentro del programa.

Conoce más: Bolivia anuncia campaña internacional por el Silala

"Se simuló el juicio en que la Corte Internacional de La Haya resolverá sobre la aspiración boliviana de tener un acceso soberano al mar por costas chilenas, demanda interpuesta por La Paz en abril de 2013 y que, a fines de julio de este año, se espera que Chile presente su contramemoria con los argumentos de su defensa", destaca La Tercera.

Portier replicó argumentos similares a los que ha expresado Cancillería en la defensa de Chile. “Hay una ambigüedad en toda la demanda boliviana: legalmente sólo piden que la corte lleve a Chile a negociar con Bolivia, no piden que dé mar a Bolivia, puesto que en ningún momento La Haya deberá pronunciarse si hay que darle acceso soberano al mar o no. Sin embargo, Bolivia hace creer en su campaña que el objetivo de la demanda va a ser recuperar acceso soberano al mar”, dice.

Lea también: Recta final del trabajo de Chile por contramemoria

Apuntó al concepto que engloba la ofensiva boliviana: “derechos expectaticios”. “Lo principal fue bajarle el perfil a los famosos ‘derechos expectaticios’. Bolivia se basa en promesas como el acuerdo de Charaña, que nunca fue un tratado firmado, y en cambios de notas que legalmente no tienen valor de tratado

Expresados los argumentos, Portier pidió a la “corte” anular el juicio, instancia que le dio la razón por 9 votos a favor y 2 en contra. Incluso, su alegato fue electo por sus pares estudiantes como “el mejor delegado de la comisión”, recibiendo un premio por su intervención.



 




En esta nota