POLÍTICA

Chile trata de descalificar a Evo y Bolivia ve un intento de distorsión a la demanda


Autoridades de la vecina nación consideran que el presidente Evo no es más un interlocutor válido. Restan nueve días para que la Corte Internacional de Justicia comunique su veredicto. El Gobierno solicita respeto hacia el primer mandatario


Ampuero conversó el jueves con Piñera. En la foto, el canciller abandona la Corte muy serio
Escuchar el artículo Pausar Lectura

22/09/2018

Sube la tensión discursiva entre autoridades de Chile y Bolivia a nueve días de conocerse el fallo de la Corte Internacional de Justicia (CIJ) de La Haya sobre el juicio marítimo. Representantes de la vecina nación descalifican al presidente Evo Morales y no lo consideran un interlocutor válido; mientras, el Gobierno ve un intento de distorsionar el objeto de la demanda y rechazan la injerencia en asuntos internos.

El presidente de la comisión de relaciones exteriores del Senado chileno, Ricardo Lagos Weber, afirmó que “el futuro de la relación entre Chile y Bolivia no pasa por la relación con el presidente Morales, quien no será interlocutor válido para seguir conversando”.

Esa declaración ocasionó una respuesta inmediata por parte del canciller Diego Pary, que enfatizó que la máxima autoridad nacional es el líder de la diplomacia y que el Gobierno de Sebastián Piñera no puede decidir quién entablará un diálogo por parte de Bolivia.

Además, conminó a Chile a no distorsionar con declaraciones falsas el fondo de la demanda boliviana, que nada tiene que ver con el tratado de 1904. Exigió que el vecino país deje de adelantar que no negociará tras el 1 de octubre, cuando se conocerá el dictamen.

A su turno y tras una reunión con exacancilleres, el ministro de Relaciones Exteriores de Chile, Roberto Ampuero, afirmó que el territorio de su país no será parte de ningún diálogo. “El territorio soberano se encuentra resguardado y no será parte de negociación alguna”, manifestó.

Además, anticipó que el fallo de la CIJ será “desfavorable” a Bolivia y, por ello, sostuvo que el presidente “se conforma solo con dialogar” con su país.

Respecto a la postura asumida por el Gobierno de Chile, el agente nacional ante La Haya y expresidente, Eduardo Rodríguez Veltzé, consideró que “las desmedidas expresiones del canciller chileno reafirman las razones por las que Bolivia acude a la CIJ. Persiste la falta de voluntad para resolver en paz y de común acuerdo una solución a 139 años de controversia” y resaltó que “la decisión de la corte es esencial para enfrentar el futuro”.

Ámbito económico

Un acceso soberano al mar representaría para Bolivia ingresos adicionales de 1.000 millones de dólares al año e incrementar el crecimiento del Producto Interno Bruto (PIB) superior al 2% en la economía nacional; es decir, entre 7 y 8,5%, afirmó el presidente de la Cámara Nacional de Comercio (CNC), Marco Antonio Salinas.
Detalló que la lejanía de los puertos y la mediterraneidad son desventaja para el desarrollo y que los empresarios sienten más esas desventajas, que se traducen en altos costos para la exportación e importación.

Se ultiman detalles

Comitiva no confirmada
El canciller Diego Pary informó que aún no se sabe qué autoridades irán a La Haya para recibir el veredicto el 1 de octubre.

Intensas reuniones
Autoridades y exautoridades de Chile protagonizan diálogos a nueve jornadas de conocerse la decisión de la Corte de Justicia.

Encuentro en EEUU
El lunes el presidente Morales conversará con el equipo jurídico y el agente nacional en Nueva York para ver los escenarios previos y posteriores al fallo.



 




Notas Relacionadas