POLÍTICA

Chile confirma la reunión con Bolivia, pero la tensión no baja


Muñoz descartó reunirse con Huanacuni este mes. La reunión llegará a niveles de directores de límites y frontera. Tendrá dos comisiones y varios subcomités. Vendrá la agente en La Haya

Jorge Tarud (derecha) considera que Morales insultó a todo el pueblo de su país

13/07/2017

El canciller chileno Heraldo Muñoz informó ayer de que su país asistirá a la reunión bilateral con Bolivia, en el Comité de Fronteras, fijada para el 25 de julio en Santa Cruz de la Sierra. Desde Santiago de Chile, luego de reunirse con legisladores de su país, la autoridad descartó su presencia en la cita y aclaró que este será un encuentro a nivel de directores de límites y frontera de ambos países. Pese a la confirmación, la tensión verbal se mantiene. 
“Será a nivel de directores y punto”, sentenció el diputado chileno Jorge Tarud.

Jorge Alberto Gonzales, presidente de la Cámara de Senadores de Bolivia, explicó ayer en una entrevista radial que lo normal es hacer estas reuniones entre directores de límites. La última vez que se llevó a cabo fue en 2011 y además de los citados directores, participaron los cónsules generales de ambos países y autoridades policiales, de Migración y de controles fitosanitarios. 

Agregó que se crean varios subcomités y puede ser en una de esas mesas en las que se trate el tema de los recientes incidentes de funcionarios bolivianos y chilenos que acabaron presos por pasarse de su límite nacional.

En una conferencia de prensa, el canciller boliviano Fernando Huanacuni informó de que había coordinado con su colega chileno la creación de dos comisiones: facilitación fronteriza y cooperación fronteriza. 

En ellas se intentará establecer protocolos para solucionar incidentes como los que enfrentaron a ambos países.  
Además, no se excluye el abordaje de otros temas emergentes, como el control fronterizo integrado. 
De la delegación boliviana formarán parte la Aduana, miembros de las Fuerzas Armadas y representantes del Ministerio de Gobierno, entre otras instituciones.   

Sin tregua
Pese a la confirmación de la cita en Santa Cruz de la Sierra, continuó la batalla verbal entre autoridades de ambos países.
“No vamos a caer en el juego del señor Evo Morales, en sus provocaciones para suspender la reunión”, dijo ayer Muñoz, según un parte de prensa de la Cancillería chilena. “Es evidente que al señor Morales no le agrada la idea de que se realice esta reunión. Ha intentado torpedearla con nuevos insultos contra la presidenta de la república y con falsedades”, añadió.

Muñoz hacía referencia a las frases del mandatario boliviano, que la noche del martes aseguró que Michelle Bachelet parecía prisionera de la oligarquía chilena, que la izquierda y la derecha se comportan igual en Chile y que ese país no convocó a la reunión. 
Más duro fue el diputado Tarud. Aseguró que Morales insultó a todo el pueblo chileno tildándolo de saqueador y que utiliza un lenguaje inaceptable para quien dice ser un jefe de Estado. Cree también que el mandatario utilizará mediáticamente la cita y que tratará de abordar temas de soberanía, algo negado por Muñoz.
“Lo que está en La Haya, se queda en La Haya”, dijo el canciller.
Evo Morales fue el encargado de responder. A través de su cuenta de Twitter aseveró que “por decir la verdad y buscar hermandad, el canciller de Chile agrede nuevamente. La soberbia no bloqueará diálogo entre dos pueblos hermanos”.

La enviada
La delegación chilena estará presidida por la directora de Fronteras y Límites, anunció Muñoz. Se refiere a Ximena Fuentes, que es además agente de Chile ante La Haya para la demanda del Silala y asesoró a su país en la demanda de Perú ante esta misma corte por límites marítimos. 
Es una académica de derecho internacional en la Universidad de Chile y tiene un doctorado en Inglaterra por la Universidad de Oxford. 

Hay críticas por uso de una camioneta robada
 Oswaldo Flores, ciudadano chileno, propietario de la empresa All Machine, reconoció una camioneta roja robada a su compañía en 2015 entre los vehículos en los que circulaba la Policía en Uyuni durante la detención de dos carabineros chilenos el fin de semana pasado. Según la prensa mapochina, la movilidad estaba con placas clonadas y criticaron el poco rigor de la Policía boliviana. En una conferencia de prensa, el ministro de Gobierno, Carlos Romero, dijo que se trataba de un vehículo incautado, que no tenían reporte de robo desde Chile y que no fue utilizado para devolver a los carabineros.



En esta nota



e-planning ad