bOLivia

Chile aplica calculadora política en lío por el Silala


El delegado gubernamental para llevar adelante la defensa del Silala señala que la pugna por la presidencia de Chile genera un discurso duro en contra de Bolivia

El canciller chileno, Heraldo Muñoz, anunció que vendrá a Bolivia para conocer la naciente del Silala
Escuchar el artículo Pausar Lectura

11/09/2016

El secretario ejecutivo de la defensa de las aguas del Silala, René Martínez, denunció esta mañana en el programa de los medios estatales El Pueblo es Noticia que Chile es sometido a una calculadora electoral en sus temas pendientes con Bolivia, y reitieró la invitación del presidente Evo Morales, para que las autoridades del vecino país comprueben en el lugar, y no desde un puesto militar alejado, que las aguas se originan en un manantial y fueron canalizadas para forzar su curso, por lo que las utiliza ilegalmente.

El secretario reiteró que Chile utiliza aguas ilegalmente y que la naturaleza de la defensa boliviana tiene un criterio técnico y científico, lo que no ocurre en Chile por la cercanía de las elecciones generales.

Chile vive un ambiente electoral, “el expresidente Ricardo Lagos, el agente José Miguel Insulza, el canciller Heraldo Muñoz se han presentado como posibles candidatos para tomar el lugar de Michelle Bachelet. Creo que eso aleja la posibilidad de un diálogo fraternal con Bolivia, y abre la realidad de que estas autoridades se ven en la obligación de generar un posicionamiento duro contra nuestro país para ganar apoyo, por lo que hay una calculadora política”.

Comentó el hecho, por ejemplo, de que José Miguel Insulza llevó hace algunas semanas la iniciativa de visitar el Río Lauca.  Aseguró que Chile demandó a Bolivia por el Silala, “con lo que acepta discutir a fondo la naturaleza del Silala. “La misión que fue al a Silala, encabezada por parlamentarios de otro partido, alejados de Insulza y cuando debió estar conformada por expertos, la agente Ximena Fuentes fue sustituida por un general de las FFAA y llega a un puesto militar”. Con esto, justificó que otra vez se utiliza la calculadora política, “y no termina de desanclarse de esa visión militarizada del vecino país”.

El Canciller Heraldo Muñoz, también en esa lógica, dentro del análisis del abogado boliviano, en poco tiempo, primero cierra y luego abre la posibilidad de visitar el Silala, “y el propio Muñoz observa la calidad de agente de José Miguel Insulza”, advirtió.

Respecto a la visita, puntualizó que “reconocer que hay canalización y obras es aceptar que se alteró el curso natural del supuesto río. Chile pretende forzadamente hacerlo, nosotros nos basamos en criterios técnicos y científicos sobre los que se construye nuestra estrategia de defensa. ¿Por qué se enfocó la visita a un lugar distinto, irrelevante en términos jurídicos?, porque la discusión no es dónde terminan las aguas, sino donde se originan. Por eso el presidente Evo Morales invitó al Gobierno chileno a visitar el centro del problema y reiteramos la invitación”.

A la consulta sobre las declaraciones de la agente Ximena Fuentes, quien dijo que Bolivia no usa esas aguas, respondió: “Si un país no usa un recurso es grave que otro lo haga de forma arbitraria. Si tu eres vecino de alguien, en ausencia de esa persona no puedes decir que usas esto que es de propiedad porque se fue de viaje. Es muy complejo. Hay marcos regulatorios. Hay existencia de obras civiles y evidencias de que fueron desviadas, afectación al ecosistema, lo que de hecho provocó dispersión de comunidades y generó en los años una situación desértica en el lugar”.



 




En esta nota