TENDENCIAS

Chef boliviano seduce comensales con sus platos en San Pablo


La cadena brasileña Globo hizo un reportaje al restaurante del paceño Checho Gonzales. Fracasó en cuatro oportunidades, no se rindió, perseveró y triunfó

Este emprendedor tiene una cuenta de su restaurante en Facebook. Búscalo como Comedoria Gonzales

17/07/2017

Con un pequeño restaurante en el mercado de Pinheiros en Sao Paulo (Brasil), el chef boliviano Checho Gonzales está marcando un modelo de negocios.

En la 'Comedoria Gonzales' suelen comer hasta 500 personas en un día normal y las filas para pedir un exótico ceviche de camarones con maracuyá o mejillones en cerveza, por precios bastante asequibles, son cada vez más largas. 

La cadena de televisión Globo, en el programa 'Pequeñas empresas, grandes negocios', visitó el restaurante del chef boliviano para preguntarle cuál es la clave de su éxito. 

Mira el video: Chef boliviano triunfa en Brasil

Checho Gonzales contó a la cadena Globo que antes había montado cuatro negocios y fracasado las cuatro veces. "Las falencias es que eran una estructura inflada" explicó y añadió que, sin embargo, esas experiencias lo ayudaron a alcanzar el éxito que tiene ahora.

El chef también ofrece platos vegetarianos

La clave de su restaurante es reducir los costos sin perder la calidad y para ello simplificó algunos sectores de la cocina y no tiene meseros, lo cual reduce también el precio del plato final.

"Este plato cuesta 23 reales (equivalente a cerca de 52 bolivianos), es súper barato, en otro restaurante un plato así costaría por lo menos el doble", explicó a Globo una de las clientes asiduas del restaurante de Checho Gonzalos, donde un equipo de cocineros y ayudantes que preparan los platos a la vista y los clientes se ocupan de llevarlos hasta sus mesas.

En una superficie de 34 metros cuadrados, Checho invirtió 400.000 reales (equivalente a cerca de 126.000 dólares) en infraestructura y equipamiento.

Ostras, uno de los platos que se puede comer en Comedoria Gonzales

Al finalizar el reportaje el secreto para invertir poco pero ganar mucho está en nunca reducir los costos en la materia prima (alimentos), solo evitar el desperdicio. Además de tener pocos empleados, pero que estén entrenados, sean eficientes y estén motivados y, por último, controlar el uso de electricidad y gas.

Mejillones, una de las especialidades del local


En esta nota



e-planning ad