ORURO

Celebran la canonización de la primera santa boliviana


Actos de celebración por la canonización de Santa Nazaria Ignacia. Oruro reunió a miles de peregrinos de varias partes del mundo durante una eucaristía

Miles de personas se congregaron en una celebración a los pies de la virgen del Socavón I Foto: EL DEBER
Escuchar el artículo Pausar Lectura

11/11/2018

La celebración de la canonización de la primera Santa de Bolivia, Nazaria Ignacia, reunió el domingo a miles de peregrinos de varias partes del mundo en una solemne misa de eucarística de  agradecimiento, que se ofició en la Avenida Cívica Sanjinés Vincenti de la ciudad de Oruro.

"Estamos celebrando esta santa misa de acción de gracias a los pies de la virgen del Santuario de la Virgen del  Socavón, agradeciendo a Dios por la canonización de nuestra hermana  Nazaria Ignacia March", afirmó el Obispo de la diócesis de Oruro, Monseñor Cristóbal Bialasik.

Además agradeció a los peregrinos que llegaron de Brasil, Uruguay, Argentina, Perú, Chile, Colombia, España, Polonia, India, Italia, Camerún, Costa Rica, Santo Domingo y otros países, además de todos las delegaciones de los nueve departamentos del país, además de la presencia de todos los obispos y pastores de la Iglesia boliviana a la cabeza del cardenal Toribio Ticona

La eucaristía fue celebrada, por el presidente de la Conferencia Episcopal de Bolivia (CEB), Ricardo Centellas, ante una multitudinaria presencia de peregrinos de varias partes del mundo y en plena misa se descubrió una imagen gigantesca de Santa Nazaria Ignacia.

Participaron de la celebración los obispos y arzobispos de Bolivia, el Nuncio Apostólico, Ángelo Accatino, el cardenal Toribio Ticona, la Superiora General de las Misioneras Cruzadas de la Iglesia, Daniela Pérez, que llegó desde España y otras autoridades de la Iglesia Católica, además de las autoridades locales, entre ellas, el gobernador, Víctor Hugo Vásquez, la alcaldesa Hilaria Sejas, algunos concejales, y otros  parlamentarios.

Nazaria Ignacia nació en España en 1889 y gracias a su vocación y vida religiosa llegó a Oruro en 1912. Ahí fundó la congregación religiosa Misioneras Cruzadas de la Iglesia que se orientó a trabajar por la dignidad y derechos de las mujeres pobres y la promoción de la educación; falleció en 1943 en Buenos Aires, Argentina; pero en 1972 su cuerpo fue trasladado a Oruro a la capilla de la congregación fundada por ella.



 




En esta nota