AMNISTÍA

Amnistía: De Mesa aprecia el gesto del presidente, pero no acepta la presunción de culpabilidad  


A través de un tuit, el vocero de la demanda marítima ante La Haya le recuerda al presidente que no tiene responsabilidad en el caso Quiborax y que él acusa a los verdaderos culpables 

Carlos de Mesa recuerda que él activó la demanda contra los responsables
Escuchar el artículo   Publicidad Pausar Lectura

27/09/2018

El expresidente y vocero de la demanda marítima, Carlos de Mesa, a través de Twitter, manifestó su aprecio por el gesto del presidente Evo Morales en extenderle una amnistía  al proceso de responsabilidades auspiciado por la Procuraduría General del Estado por el caso Quiborax.

Mesa se encuentra en Estados Unidos, y se sabe que desde allá partirá hacia La Haya, donde el lunes 1 de octubre se dará lectura al fallo sobre la demanda marítima que interpuso Bolivia pidiendo a Chile negociar una salida soberana al mar.

"Aprecio el gesto del presidente. Pero no acepto la presunción de culpabilidad. En el caso Quiborax no solo no tengo responsabilidad alguna, soy yo quien acusa a los verdaderos culpables. Finalmente, el juicio no ha sido siquiera considerado por la ALP" (sic), escribió Mesa.

Mesa, en otro tuit agregó que su compromiso con la causa marítima está al margen de cualquier circunstancia, por dura que sea. "Lo tuve como presidente, lo tengo ahora y lo tendré siempre".

El vicepresidente Álvaro García Linera explicó que la amnistía otorgada por el presidente Morales busca anular los delitos que pesan sobre los exmandatarios en aras del bien mayor.

"El bien mayor es la defensa del mar, de nuestro derecho de una salida soberana al océano Pacífico. Estamos anulando en mal cometido anteriormente en función de la unidad del país", aclaró García Linera.

Morales anunció esta mañana que dará amnistía al expresidente Carlos Mesa en el juicio de responsabilidades, por el caso Quiborax, y al exmandatario Jorge “Tuto” Quiroga, por el caso petrocontratos.

Carlos de Mesa debía afrontar un juicio de responsabilidades por supuestos errores en el Decreto Supremo 27589 que expulsó a la empresa chilena Quiborax, lo que derivó en un juicio que Bolivia perdió y costó $us 42,6 millones.

Tras casi un siglo de intentos frustrados por conseguir la salida al mar -que Bolivia perdió en una guerra hace casi 140 años-, Morales recurrió en 2013 a la Corte de La Haya (CIJ) para obligar a Chile a negociar "de buena fe y de manera efectiva" un acuerdo que le otorgue un acceso soberano al Océano Pacífico.

 



 




En esta nota