BOLIVIA

Cardenal Ticona aboga por una amnistía para que los 'perseguidos' vuelvan


El futuro purpurado conversó con EL DEBER sobre los resultados del 21F, sus momentos más sensibles y el nuevo Palacio. También aborda temáticas como el aborto y la idea de que exista cadena perpetua

El prelado recibió a este medio en instalaciones de la Conferencia Episcopal de Bolivia I Foto: APG Noticias.
Escuchar el artículo Pausar Lectura

05/06/2018

No se hizo problemas para abordar temas polémicos. Toribio Ticona, el próximo Cardenal que tendrá Bolivia, conversó con EL DEBER y hasta derramó lágrimas. Será consagrado el 29 de junio en el Vaticano y ultima detalles para su encuentro que tendrá con el papa Francisco.

¿Cuál es el momento en el que se sintió más cerca de Dios? 

Casi toda mi vida. He visto en mi caminar de pobre, de obrero, de sacerdote, de obispo y ahora, más que nunca, la acción de Dios en mi vida. Increíblemente hasta ahora no puedo comprender el amor que Dios tiene conmigo; tiene sus razones que nuestra mente ignora, ha sido una gran sorpresa porque yo no soy la persona indicada para ser Cardenal, pero tampoco podía negar al Santo Padre que me ha nombrado hace dos semanas ya.

¿El momento más difícil que le ha tocado vivir?

Cuando con mi mamá y mi hermano menor no teníamos qué comer. No he conocido a mi papá, que era minero. Yo también fui minero. Hay que saber cómo se sufre el hambre y el frío por la necesidad de trabajar. Es dura la vida, por eso yo viviré igual que mis hermanos pobres, en un servicio a Dios y a mis hermanos los más pobres. 

¿Cuándo y por qué fue la última vez que lloró? 

Lloré de emoción, pero también recordando a mi padre. Pensar que en mi vida no había feriados ni cumpleaños ni regalos. Veía el cariño que los otros jóvenes recibían y yo nada, solamente de mi madre (se le quiebra la voz y derrama algunas lágrimas), pero Dios me ha compensado y aunque no me siento tan capaz, él me ayudará. Haré todo lo posible por servir a Dios y a mis hermanos.

¿Cómo está su salud?

Mal. Padezco Parkinson, dicen que es una enfermedad incurable. Ya las neuronas de mi cerebro están muriendo. Cuando me enteré fue otro momento duro, pensé en renunciar, pero me dijeron que todavía podía servir a los pobres, ser sencillo y vivir como siempre he vivido. 

Hace siete años peleo con esta terrible enfermedad. Cuando no tomo mi medicina empiezo a temblar y ya si notas en mis mismas palabras, no son vocalizadas y se nota que estoy mal. 

Audio de la entrevista al prelado:

Existen muchas críticas de algunos gobernantes a la Iglesia Católica, los llaman jerarcas, les han pedido de que formen su partido. ¿Qué piensa usted, es así?

Sí, nos tratan de jerarcas, de colonizadores; sin embargo, con Evo somos amigos y voy a dar el paso para que nos acerquemos y nos respetemos mutuamente, el presidente con su ideología y su partido, y la Iglesia servidora de los hombres. En cosas que nos unen podremos trabajar de manera mancomunada. 

¿Dónde estaba el 21 de febrero de 2016? 

No me acuerdo bien, pero yo sé que ese día hubo un referendo. Creo que no estaba en el país, había salido. 

Como no estaba, solo escuché por la radio, por la prensa, pero nada más. Hubiera acudido a votar como todo ciudadano, aunque uno con su libertad tiene que elegir por quién votar.

¿Qué piensa sobre el resultado de ese referendo? 

Difícilmente te puedo decir algo porque no lo he seguido a fondo el tema, no estoy tan convencido, no quisiera meter la pata diciendo que así debe ser, dejo eso a los hombres en la vida. Yo sé que la política, lo social y lo económico van juntos y es un poco discernir este punto. 

La Conferencia Episcopal sacó varios pronunciamientos sobre el respeto a las leyes, la defensa de democracia, ¿esos son principios importantes para usted? 

Sí, porque esa es la voz de la Conferencia Episcopal, de su presidente, monseñor Ricardo Centellas y de todos los obispos, pero no estaba esa fecha, veremos cómo resultará en adelante. 

¿No teme que este asunto genere mucho conflicto y división entre los bolivianos? 

Ya estamos viviendo eso, pero si hubiera un entendimiento seguramente será diferente. 

¿Cómo llegar a eso? ¿Que el presidente Evo Morales de un paso al costado será una opción?

Unos no van a querer dejarlo y otros van a seguir molestando hasta sacarlo (del poder). Es difícil y cómo el Evo es mi amigo, me reservo mi opinión. 

¿Cuál es su opinión real sobre el nuevo Palacio? 

El edificio, como edificio, por el desarrollo y progreso de nuestra patria está bien, ahora depende de que uso le das. En su condición, mi amigo Evo, como yo siendo de extracción campesina eso es mucho y sabiendo que hay necesidades. Eso quería decir, no atacar. 

Difícil decir qué debería ser ese Palacio, ya debe tener definido qué será, pero a la larga o a la corta, cuando (Evo) va a dejar (el poder), como todos pasamos por este mundo, servirá para alguna otra cosa buena. 

Video del Cardenal sobre la amnistía:

¿Qué piensa sobre el llamado 'caso terrorismo'?

Verdaderamente nuestras autoridades judiciales continúan con el proceso y, de repente, gente que es procesada, pero que quizá no es culpable está en la cárcel, entonces el Gobierno, las autoridades, los abogados y la ley deben agilizar el proceso para que haya castigo a los culpables y al que no es, darle la libertad. Hay un principio, mientras no se pruebe que es culpable, es inocente. 

¿Cuál es su opinión sobre la cadena perpetua y el aborto?

La vida es un don de Dios, la mujer que fecunda ya tiene un ser vivo, todo lo demás que se diga no estoy de acuerdo, tenemos que mantener nuestros principios de cristianos católicos en no matar, un aborto es matar. 

Sobre la cadena perpetua depende de a qué motivos y a quién, hay personas que no han sido juzgadas. Difícil saber si estar a favor o en contra. 

Muchos líderes de oposición piden que se disponga una amnistía para "perseguidos políticos" que están fuera del país, ¿qué piensa usted? 

En la historia de nuestra patria Bolivia han existido siempre amnistías, según los casos, beneficiaría a nuestros hermanos que quizá, como decimos, no se ha terminado el proceso, no se sabe si en verdad son culpables, no se sabe si lo hicieron voluntariamente.

¿Abogaría para que retornen al país aquellos que se declaran "perseguidos políticos"? 

Claro, son nuestros hermanos bolivianos, el tiempo pasa, debe venir la amnistía (para perseguidos políticos) y que vuelvan, pero que, por supuesto, cambien, se conviertan y no vuelvan a hacer lo mismo, tomar venganza, no estoy de acuerdo con eso.

¿Qué es lo que le dirá al papa Francisco cuando lo vea en el Vaticano? ¿Qué le contará de Bolivia?

Voy a aconsejarle en las cosas más sencillas en las que le pueda ayudar. Tan mal no estamos, yo me acuerdo desde niño, los tiempos han cambiado y él ha venido. Es difícil adelantar lo que le puedo decir al papa sobre Bolivia. 

¿Cómo quiere que lo recuerden a usted? 

No voy a cambiar nada, el título de Cardenal no me va a hacer grande ni chico, sino el Toribio de siempre, el que era sacerdote humilde y sencillo, que ha trabajado por los pobres y que alguna vez ha mediado en las marchas, ese seguiré siendo.



 




En esta nota