Caravana del 21F, terminó de Herodes a Pilatos en Lima


Los manifestantes bolivianos no pudieron protestar con comodidad en Lima. Fueron movidos por la Policía

Cuando los activistas lograron desplegar una pancarta la efectivos policiales les pidieron que se retiren
Escuchar el artículo Pausar Lectura

13/04/2018

La denominada Caravana de la Democracia que llegó a Lima para protestar por el irrespeto al voto del referendo del 21 de febrero de 2016, no pudo protestar en un solo sitio en Lima.

A las 10 de la mañana intentaron instalarse a pocos metros del centro internacional de prensa, pero fueron movidos por la Policía de Perú, que les  explicó que no importa de parte de quién están, pero no pueden permitir protestas con pancartas y banderas.

Luego se movieron unas cuadras más atrás, de donde también fueron desalojados. Finalmente, el medio centenar de bolivianos trató de instalarse afuera del hotel The Westing, dónde estaba instalada una cumbre empresarial, parte de las actividades de la Cumbre de Las Américas.

Al principio, los policías consintieron la presencia de los bolivianos, pero cuando intentaron desplegar una pancarta, los escoltaron fuera del perímetro.

Al final, lograron desplegar una gran pancarta con la frase Bolivia votó No, solo el tiempo suficiente para tomar una foto luego de ser echados del lugar por la Policía.

Así, la caravana que tenía previsto protestar hasta las 15:00, decidió replegarse a sus hoteles. Para la tarde, tienen previsto protestar en la zona de la costa, lejos del área de influencia presidencial.



 




En esta nota