BOLIVIA

Canelas dice que no tuvo contacto con director de Neurona después de 2014


Ocho millonarios contratos de la empresa mexicana son auditados por Contraloría. El ministro de Comunicación dice que esperan los informes para asumir determinaciones


La autoridad asegura que se cumplió con la norma para los contratos I Foto: archivo.
Escuchar el artículo   Publicidad Pausar Lectura

07/05/2019

El ministro de Comunicación, Manuel Canelas, afirmó hoy que no mantuvo contacto con César Hernández, propietario y director de la empresa mexicana 'Neurona', tras su apoyo "voluntario" en la campaña para las elecciones de 2014.

"Al señor Cesar Hernández lo conocí el 2014, como el bien apunta vino un grupo mexicano a participar y a colaborar como voluntarios en la elección. A partir de finales del 2014 y principios del 2015, cuando César Hernández se marcha de nuestro país, yo no lo he vuelto a ver. La verdad no hemos mantenido ningún tipo de relación después", explicó en conferencia de prensa. 

Junto a un extenso agradecimiento en Facebook, el extranjero publicó fotografías en las que aparecen la autoridad, la viceministra Leyla Medinaceli, el ciudadano peruano Wálter Chávez y algunos funcionarios de Vicepresidencia.



La oposición cuestiona que las autoridades aparezcan junto a Hernández y a la vez se solicitara desde esa cartera de Estado la auditoría a ocho contratos que 'Neurona' consiguió por 12,4 millones de bolivianos.

"La viceministra Leyla Medinaceli lleva tres meses como mucho siendo viceministra, es un poco difícil que haya tenido algún papel protagónico en los dos años anteriores, cuando es la empresa Neurona la que tiene los contratos con el Ministerio de Comunicación, y lo mismo con mi persona", agregó la autoridad.

Sostuvo que "yo entiendo que pueda haber la observación política (que no se contratara a una empresa nacional), el tema para que una observación amerite una investigación más profunda o un proceso judicial es que el procedimiento se hubiera hecho desconociendo la normativa nacional. Sería preocupante si se hubiera hecho de manera irregular, eso no ha ocurrido".

Manifestó que el argumento para recurrir a la firma mexicana y no a alguna empresa nacional es que "no tenemos una gran trayectoria en materia de redes sociales ni producción audiovisual" y que dentro de los contratos ninguno de los ítems está relacionado a la capacitación de guerreros digitales.



Conoce más sobre el tema:



 




En esta nota