BOLIVIA

Juicio a Goni seguirá con declaraciones de 3 actores del 'octubre 2003'


Prevén que el expresidente y su exministro de Defensa tengan que dar su testimonio y responder el interrogatorio. Existe reserva sobre algunos aspectos del proceso

El proceso ingresa a un receso durante el fin de semana y se prevé que concluya en un mes I Foto: archivo
Escuchar el artículo Pausar Lectura

11/03/2018

El juicio civil contra el expresidente de Bolivia y el exministro de Defensa, Gonzalo Sánchez de Lozada y Carlos Sánchez Berzaín, por los trágicos hechos registrados en octubre de 2003, seguirá la siguiente semana con la declaración de tres actores principales de los sucesos, el entonces expresidente de la APDHB, Waldo Albarracín, el exalcalde de La Paz, Juan Del Granado, y el exministro de Gobierno de aquel entonces, Víctor Hugo Canelas.

Uno de los periodistas que sigue el caso, Erick Foronda, quien además fue funcionario de la embajada estadounidense en La Paz por 25 años, contó que son como 60 los testigos de la parte demandante y 20 por parte de los procesados, en entrevista con radio Compañera.

Conoce más: 

En el caso de Albarracín, según conoció EL DEBER, brindó su declaración hace algunos días en Ecuador ante la imposibilidad de trasladarse a Fort Lauderdale, mientras que Del Granado viajará mañana a territorio estadounidense.

"Dimos el testimonio de que se hicieron muchos esfuerzos para buscar una solución pacífica en octubre de 2003, pero el Gobierno nunca mostró la voluntad política. Hay pruebas contundentes de 'genocidio' practicado por Sánchez de Lozada. No se puede hablar de enfrentamiento", comentó el ahora rector de la UMSA sobre el testimonio que dio.

Lea también: 

Foronda detalló además que dentro del proceso podrá conocerse la versión de los hechos por parte de Goni y de Sánchez Berzaín, quienes también serían sometidos al interrogatorio de los abogados de las víctimas.

David Greenlee, embajador de Estados Unidos (EEUU), que presenció los hechos de octubre de 2003 no podrá declarar como testigo de descargo del expresidente, debido a una disposición del Departamento de Estado.



 




En esta nota