BOLIVIA

Brasil intercepta avión con droga; hay un boliviano detenido


Dos personas fueron detenidas, una de ellas identificada como Aldo Sánchez Sandoval, quien según medios brasileños es miembro de la Policía Militar boliviana, un dato que fue descartado en Bolivia

Imagen de la aeronave interceptada en Brasil (Foto: O Globo)
Escuchar el artículo Pausar Lectura

10/06/2018

Brasil interceptó a una aeronave procedente de Bolivia con 300 kilos de cocaína este sábado. Dos personas fueron arrestadas, una de ellas fue expuesta como un miembro de la Policía Militar boliviana, según publica el portal de O Globo (Brasil). 

Los detenidos fueron identificados como Harysohn Pedrosa Pina (piloto) y Aldo Sánchez Sandoval (copiloto), quien sería policía militar, según el mismo medio. "Los dos intentaron huir, pero fueron capturados, presos y encaminados a la comisaría de la Policía Federal, en Cáceres, a 220 kilómetros de Cuiabá", señala el mismo medio.

Sobre la sindicación que se hace de que Sánchez sería un policía, el Coronel Alfonso Siles, del Comando de Santa Cruz, informó que esta persona no es un miembro del cuerpo policial y que hubo una confusión ya que aparece en una fotografía de su cuenta de facebook con un uniforme que no pertenece a esta fuerza del orden, sino que habría sido utilizada cuando prestó su servicio militar.

Esta es la foto que está en la cuenta de Sánchez

En declaraciones recogidas por O Globo, Sánchez Sandoval dijo que recibiría 5.000 dólares para ayudar a entregar la carga, que tenía como destino el municipio de Chapada dos Guimarães, a 65 km de Cuiabá.

El interior del avión cuando fue detenido 

En el operativo actuaron miembros de la Fuerza Aérea Brasileña a bordo de dos aviones de ataque. Cuando interceptaron a la nave monomotor procedente de Bolivia -en un vuelo clandestino, sin registro y sin identificación- ésta aterrizó en un área rural de Tapirapuã.

La actuación forma parte de la Operación Óstium, de represión al tráfico de drogas, armas y contrabando en las fronteras, reportan medios brasileños.



 




En esta nota