BOLIVIA

Bolivia puede adjuntar cuatro ríos al juicio del Silala


Se analiza demandar a Chile por el desvío sin consulta y uso ilegal de los ríos Lauca, Caquena, Isluga e irpa. Nacen en el vecino país, pero fueron desviados

Según el Gobierno, además de las aguas del Silala, hay otros recursos hídricos que Chile usa debido a desvíos unilaterales hechos en el pasado
Escuchar el artículo Pausar Lectura

18/06/2016

No solo es el Silala. Chile utiliza otros cuatro recursos hídricos en este caso ríos internacionales sin pagar un solo centavo. Estos casos están al margen de las aguas que fueron canalizadas, que son los manantiales del Silala. Los ríos Lauca, Caquena, Isluga e Irpa son afluentes que fueron desviados por el vecino país con un solo objetivo: abastecer de agua a los valles del norte de Chile, lo que provocó sequía en varias zonas de Potosí.

El vicecanciller Juan Carlos Alurralde informó de que la dirección de defensa del Silala estudia los cuatro casos de los ríos y que se conformará un equipo multidisciplinario que avance “en los temas pendientes en cuanto a recursos hídricos” que existen con Santiago. “Si se agota la vía de diálogo, que nosotros siempre privilegiamos, se tiene que acudir a otras instancias jurídicas”, reveló Alurralde.

Silala y otros recursos
René Martínez, responsable de la Dirección Estratégica de Defensa del Manantial Silala y otros recursos hídricos, aseguró que se estudia los otros cuatro casos para demandar al Estado chileno. “No solo defendemos los derechos que tenemos sobre las aguas del Silala, hay otros recursos hídricos que Chile usa debido a desvíos unilaterales que fueron hechos en el pasado”, remarcó Martínez.

En 1939, Chile inició los estudios para regar, con aguas del río Lauca —que nace en Chile y desemboca en Bolivia—, unas 2.000 hectáreas del valle de Azapa, en Arica. Este proyecto se consolidó en 1962, cuando se abrieron las presas construidas para el desvío. Hoy, el valle de Azapa, que está en pleno desierto, tiene cultivos de verduras que abastecen al norte chileno.

En abril de 1962, Chile, en una actitud unilateral e inconsulta, desvió el río Lauca, del curso común. Esta acción derivó en que Bolivia rompiera las relaciones diplomáticas.

El río Caquena se origina en los nevados Payachatas de Chile. Fue desviado por los chilenos hacia el valle de Lluta en los años 50. Era un río internacional de curso contiguo. Ahora, no hay este afluente en el lado boliviano. El río Irpa también nace en Chile, pero cruza a territorio boliviano, donde se forman bofedales. Chile usa estas aguas sin permiso. Por último, el Isluga cruza a Bolivia y llega a la laguna Mucalliri, cerca al salar de Coipasa.

El vicepresidente Álvaro García adelantó que existe la posibilidad de enjuiciar a Chile por otros recursos que fueron desviados. Esa tesis se analiza en esferas del Ejecutivo



 




En esta nota